#29Sep Día Mundial del Corazón: Falta de fármacos incrementa riesgos de sufrir infartos en Venezuela

Desde el año 2000, la Federación Mundial del Corazón en conjunto con la Organización Mundial de la Salud y la Unesco, designaron el 29 de septiembre como el Día Mundial del Corazón, con el objetivo de recordar, la importancia de la prevención, control y tratamiento de enfermedades cardiovasculares, sin embargo en Venezuela, esta premisa pareciera no estar cumpliéndose, motivado a la falta de insumos médicos.

Así lo manifestó el epidemiólogo de Salud Miranda, Miguel Viscuña, quien alertó que debido al desabastecimiento de medicinas, deterioro de la infraestructura hospitalaria, cada vez son más los riesgos que tienen las personas, al no haber opciones para llevar a cabo los protocoles de salud para salvar la vida de los pacientes y prevenir discapacidades.

“Vemos con preocupación que en Venezuela el riesgo de morir o presentar un segundo infarto en las primeras 24 horas posteriores a una primera incidencia son altas. Ya que los centros de salud se encuentran limitados en recursos para atender emergencias. En algunos casos no hay para practicar un electrocardiograma, solo hay oxigeno”, explicó el epidemiólogo, quien resaltó que mientras en otros países la tendencias es a disminuir los casos, en Venezuela ocurre lo contrario.

En estimaciones hechas hace 20 años por la Organización Mundial para la Salud, un paciente que presentara un infarto, tenía entre un 20 y 25 % de riesgo de morir o presentar un segundo infarto en las primeras 24 horas, sin embargo, actualmente ese riesgo es del 3% y en el caso de Venezuela los cuadros son altos.

Viscuña ejemplificó  la brecha  entre el 2000 y 2012, década en la que no se ha disminuido la mortalidad por infarto en Venezuela. Por lo que considera preocupante, el incremento de riesgo de morir o presentar otro evento cardiovascular en los años sucesivos a esta medición, tomando como base la crisis humanitaria que hay en el país, no solo de escasez de insumos médicos, sino en los elevados costos de los alimentos indispensables para llevar una dieta saludable, que permitan prevenir infartos.

Prensa Miranda 

Deja un comentario