Crean páncreas artificial para controlar la diabetes

Científicos han creado la primera bomba de insulina automática que permitirá medir el nivel de sangre en la azúcar y suministrar la dosis necesaria para el paciente. Se trata de la MiniMed 670G.

El que la bomba pueda funcionar en automático es gracias al algoritmo que controla su funcionamiento, el cual va aprendiendo cosas acerca del usuario con el tiempo. Ello le permite saber si tiene tanto azúcar de más, o si hay que inyectar determinada cantidad de insulina.

Los pacientes norteamericanos que participaron de este tratamiento han conseguido bajar su nivel de A1C (hemoglobina glucosilada), un indicador a largo plazo del nivel de azúcar en sangre, y también redujeron en un 44% y en un 11% el tiempo que pasan con niveles bajos y altos de azúcar respectivamente.

La bomba es sumergible y puede llevarse siempre puesta. Pero hay que cambiar el sensor cada semana y calibrarlo periódicamente. El tubo mediante el que la bomba inyecta la insulina puede quedarse puesto entre dos y tres años.

Aún queda un reto importante: desarrollar un páncreas artificial que se pueda implantar en los pacientes, pero antes habría que resolver problemas como el de cómo cargar su batería y las dosis de insulina.

Con información de Emen

Deja un comentario