En Fotos: Venezuela, país con reservas petroleras más grandes del mundo y así trasladan a víctimas de Expresos Los Llanos

El portal El Aji.com hace un análisis entre las reservas y riquezas de Venezuela y las condiciones de infraestructura y servicios a propósito del accidente del Expreso Los Llanos en Ciudad Bolívar, donde fallecieron al menos 11 personas.

Según publica la estatal  PDVSA, Venezuela cuenta con más de 316 millones de barriles en reserva petrolera con una proyección para explotar crudo hasta dentro de unos 300 años.

No basta con esta capacidad y que, en años pasados el país gozó con un flujo de dinero sin precedentes por la renta del crudo con un precio de venta promedio de 70$ por barril durante más de 10 años, pero los venezolanos se preguntan ¿a dónde se fue tanto dinero? ¿dónde está?

Y es en días como hoy, cuando se registró un grave accidente vial en la carretera entre Ciudad Bolívar y Santa Elena de Uairen, específicamente a la altura del sector El Cintillo,  en el que fallecieron 11 personas y más de 14 resultaron heridos, cuando las dudas sobre el destino de de tantos recursos económicos que ha recibido la nación por la venta de Petróleo se internan más en la consciencia colectiva.

Las dudas se registran, al ver las unidades que utilizan los cuerpos de seguridad y emergencia para trasladar a los fallecidos.

Las Fotos:

Las más grandes Reservas petroleras del mundo y sin servicios
Las más grandes Reservas petroleras del mundo y sin servicios

3

A los lesionados, muchos fueron trasladados hasta en motocicleta por falta de unidades aptas para ello.

Solo en el año 2011, los ingresos por venta de crudo venezolano, superó los 124.000 millones de dólares. Se vuelve a hacer hincapié ¿A dónde fue tanto dinero que ingresó por renta petrolera y las enormes reservas petroleras?

Una pregunta que seguramente los voceros y seguidores del Gobierno no tienen otra respuesta que acusar a la “guerra económica” el “imperio” y todos los enemigos virtuales que se han inventando estos 17 años para tapar su propia ineficiencia.

Deja un comentario