Familias desalojadas en 2015 de Brisas del Hipódromo continúan sin viviendas

Patricia Artiga y sus dos hijos pasaron de tener un hogar a estar en la calle. Ahora duermen en bancos de una plaza. Su historia es solo una, de las 435 familias que fueron desalojadas de sus viviendas en Brisas del Hipódromo, durante un Operativo para la Liberación del Pueblo (OLP) en 2015.

En 2015 sus viviendas fueron destruidas. (Foto: Archivo)

La Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y Policía de Carabobo, destruyeron las casas improvisadas de Brisas del Hipódromo.

A los afectados les prometieron apartamentos en el complejo habitacional Ciudad Chávez que el Gobierno construiría detrás de la Plaza de Toros. Sin embargo, ya han pasado dos años y la promesa no se cumplió. Familias como las de Patricia Artiga, al parecer, quedaron en el olvido.

Las viviendas de Ciudad Chávez ya están habitadas, muchos de los apartamentos están en manos de los militares, comentó Borges Márquez, dirigente de la Defensa de los Derechos del Pueblo.

La espera los ha llevado a dirigirse en múltiples ocasiones a las oficinas de Vivienda y Hábitat de la ciudadela, donde supuestamente los funcionarios Ángel Navarro y Elmer Navarro se niegan a atenderlos.

Márquez aseguró que cuando fueron a la Gobernación de Carabobo, en el estatus social estas familias aparecen como reubicadas, pero es mentira.

Lilibeth Acosta es madre soltera de cuatro niños, y tuvo que irse a vivir con su mamá porque no tenía a donde ir. Expresó que la situación es incómoda, ”quitamos espacio, los niños gritan y lloran, quiero mi casa”, comentó.

Acosta construyó con esfuerzo una vivienda sencilla en Brisas del Hipódromo, y de un momento a otro tuvo que sacar las pertenencias que pudo y observar cómo su casa fue destruida. La esperanza del apartamento prometido se ha derrumbado.

Se reúne constantemente con el resto de madres que están sin hogar para seguir presionando por sus viviendas, “no podemos permitir que este caso quede impune, deben reubicarnos”.

Han ido a la Gobernación, Pequiven, Vivienda y Hábitat. Muchas veces no los atienden, y cuando lo hacen dan excusas que no son creíbles. “Una vez nos dijeron que no han bajado recursos desde Caracas, pero los apartamentos están construidos y solo tienen que darnos las llaves,” contó.

Para las familias sin hogar, los apartamentos entregados a otras personas forman parte de la corrupción que reina en el país. Suponen que los que allí viven pagaron por ellos, pero si están en el estatus de la gobernación como reubicados ¿cómo es posible que no tengan domicilio?, cuestionó Márquez.

Planean viajar esta semana a Caracas, para pedir una cita en Miraflores y exponer sus casos. Desean que finalmente les cumplan la promesa: una vivienda digna.

Vía El Carabobeño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *