Inflación de más de 500%, caída del crédito y mayor morosidad marcarán 2017

Contrario a lo que ha asegurado el gobierno, la economía venezolana no se recuperará en 2017. Expertos como Ricardo Villasmil, Leonardo Buniak y Luis Vicente León, que participaron en el foro ¿Cómo presupuestar en 2017? organizado por Venamcham, pronostican que la inflación pasará de 500%, lo que provocará una caída en el salario –pues el sector privado no podrá incrementarlo al mismo ritmo que el alza de los precios–, continuará la disminución del crédito bancario, se profundizará la morosidad, el precio del barril de petróleo no se recuperará y aumentará el endeudamiento, publica El Nacional.

BLANCA VERA AZAF
BVERA@EL-NACIONAL.COM

El economista Ricardo Villasmil aseguró que Venezuela fue el séptimo país con menor crecimiento en América Latina y el Caribe entre 1999 y 2015, pues en ese período el PIB de la nación creció 30% al igual que la población: “Esto quiere decir que no avanzamos nada y deja mucho que desear en términos de la bonanza… Todo se perdió y lo que nos queda es el legado de la deuda que se tiene que pagar de 11,5 millardos de dólares entre la República y Petróleos de Venezuela. El gobierno ha dilapidado los activos y las reservas internacionales a raíz de la crisis. Esto complica el próximo año”.

El analista Leonardo Buniak coincide con Villasmil en que el panorama económico no es bueno. “Se esperan momentos difíciles al cierre de 2016 y para todo el año próximo”. Afirmó que 30% de la cartera total del sistema financiero es la de consumo (tarjeta de crédito) y ha llegado a su tope. “Lo que indica que el crédito está financiando la compra de alimentos”.

Villasmil considera que la transición es urgente debido a los problemas nutricionales, la escasez, la fuga de talentos y al deterioro del sistema educativo, entre otros. “Hay que corregirlo pronto. Debe haber una transición en materia económica”. La transición, explicó, demanda atender la crisis humanitaria, buscar la estabilización, reducir los desequilibrios y atender las principales restricciones de la oferta de productos.

El politólogo Michael Penfold aseguró que para llevar a cabo un cambio económico y político hace falta un consenso nacional que incluya el respeto a la propiedad privada, la recuperación de los sectores productivos y la creación de un clima de confianza que sea impulsado por todos los actores de la sociedad, incluidos gobierno y oposición. “Hace falta la recuperación de la confianza en la institucionalidad del país”.

Elevada escasez Uno de los síntomas de la crisis es precisamente la escasez de alimentos a precios regulados. Según Luis Vicente León, director de Datanálisis, en el sector formal y los buhoneros se ubicó en 77,6%. Destacó que ese porcentaje es la razón por la cual en el más reciente estudio de la firma, 96% de los consultados afirmó que el abastecimiento es regular a malo; 93% indicó que encuentra más productos de empresas privadas que de estatales; 81% señaló que consigue colas y 50% aseguró que hace 6,36 horas de cola a la semana.

Añadió que la potencia de las marcas y la fidelidad de los consumidores ya no existen, y que los estratos más afectados son el C y el D.  Sin embargo, apuntó que aun en estos sectores existen mecanismos de compensación como la reventa de productos regulados, algo que no sucede con los estratos de menores ingresos como el E”.

Gerencia. Pedro Pacheco, director de PWC de Venezuela, aseguró que  2017 requiere de habilidades y actitud positiva para que se multiplique y potencie una gestión eficiente. “En estas circunstancias hay muchas personas con herramientas y conocimientos, pero la actitud afecta su actividad. Debemos tomar conciencia del entorno. No cabe la improvisación”.

El industriólogo Iván Acosta dijo que las empresas deben prepararse porque si hay revocatorio el aumento salarial podría ser de 30%, pero si no hay consulta ese incremento puede llegar a 200%.

Deja un comentario