La crisis dejó a muchas parejas sin regalo este día de San Valentin

Las manifestaciones de cariño, como un beso o un abrazo, sustituyen los regalos de muchos venezolanos este día de San Valentín, porque la crisis económica que se vive en el país, no permite a los novios ser tan espléndidos con los regalos como en otros tiempos.

Tener un detalle como un chocolatico o un dulce con esa persona especial, no sólo por el día de los enamorados, sino también por la amistad, pasó a ser prácticamente un lujo que pocas personas se pueden dar.

Y es que regalar en tiempo de crisis se ha puesto muy cuesta arriba, por los elevados precios y los bajos sueldos, en la mayoría de los casos. Una bolsa grande de regalo cuesta cien mil bolívares y una mediana 70 mil. Si se trata de una caja, los precios siempre están por encima de los cien mil. Las más pequeñas, apropiadas para anillos y zarcillos, están en 30 mil bolívares.

Si quien va a regalar opta por comprar el papel para envolver el obsequio, debe gastar en él 20.800 bolívares en promedio, porque los precios varían de acuerdo al decorado.

Las bolsas de regalo con el detalle de los globos quedan preciosas, pero hay que gastar más. Cada globo con la frase te quiero o te amo, por ejemplo, cuestan 45 mil bolívares en promedio.

Esos montos dan una idea de lo que hay que invertir para sorprender a tu pareja o a tus amigos en este día. Hay que tomar en cuenta que solo hablamos de los envoltorios para los regalos, porque incluir lo que va adentro, deja asombrado a cualquiera.

Lo más sencillo, un chocolate pequeño, una samba o un cocosette, cuesta 50 mil bolívares. En el caso de los chocolates, los precios se incrementan de acuerdo al tamaño.

En el caso de los caballeros que quieran regalar un splash, porque los perfumes están muy caros, debe tener disponible 550 mil bolívares mínimo. En el mercado femenino también se venden pulseras de variados colores en 300 mil bolívares.

La mercancía que se ofrece en las joyerías está prácticamente prohibida para quien devengue salario mínimo, a menos que haya ahorrado todo el sueldo del año anterior, para sorprender a su pareja.

Lo cierto es que producto de la crisis, muchas parejas tendrán que conformarse con pasar el día juntos, comer helados y pasear por un parque. Eso sí, si no caen en la tentación de meterse en una cola donde estén vendiendo productos a precios regulados.

Según Declaraciones del Carabobeño.