#Opinión Sandy Aveledo & Luis Gallo: Ella Dice, Él Dice: DESPUÉS DE LA CONSTITUYENTE.

El pasado domingo 30 de Julio se realizó la elección de los diputados a la Asamblea Nacional Constituyente (ANC,) convocada por el presidente Nicolás Maduro. De acuerdo al Consejo Nacional Electoral, algo más de 8 millones de electores, un 41% de los inscritos en el Registro Electoral Permanente (REP,) participaron en el proceso, que se desarrollo en medio de trancazos y algunos episodios de violencia que dejaron unos 15 muertos. Voceros de la Mesa de la Unidad Democrática, alianza opositora que no participó en  la elección, alegan que se trató de un inmenso fraude y mantienen su posición de no reconocer a la ANC. Lo mismo dicen los gobiernos de Estados Unidos, Argentina, México y otros países de Sudamérica y Europa.  Muchos analistas políticos aseguran que con la instalación de la Constituyente,  que contaría con el rechazo de la mayoría de los venezolanos, Maduro podría atornillarse en el poder, asumiendo a través de la ANC, integrada en su totalidad  por partidarios de su gobierno, poderes dictatoriales. La oposición debate ahora que hacer ante esta  nueva realidad y si participa o no en las elecciones de gobernadores previstas para diciembre de este año…

ELLA DICE…

Imaginábamos que la ANC se aprobaría a la fuerza, fuimos testigos de centros electorales vacios y de mucha dignidad de empleados públicos que a pesar del acoso gubernamental no asistieron a votar. Después de las elecciones los venezolanos amanecimos tristes, sin reconocer esta nueva imposición fraudulenta e inconstitucional,  en la que abultaron los resultados para hacernos creer que votaron  más de ocho millones de venezolanos, cosa que equivale a más votos que los obtenidos por  Chávez en su mejor momento.

No sabemos qué hará el gobierno después de instalada la ANC. Así que hoy reina una gran incertidumbre. Pero todo  indica que una vez juramentada, la Constituyente puede asumir las facultades del resto de los poderes, entre ellos el Legislativo, que hoy está en manos de la oposición.

Lo mejor que podría pasarle a nuestro país, aunque parezca improbable, es que exista un diálogo entre representantes del gobierno y la oposición para parar tanta violencia y tantas pérdidas de vidas humanas. Necesitamos un país normal, de progreso, de libertad y eso sólo lo conseguiremos a través de un nuevo gobierno que se elija por la vía democrática.

 

La Constituyente es un obstáculo más, por  ello, a los que se sienten tristes, les pido que recordemos nuestra historia. Perdida una batalla en medio de la mortandad, el desastre y la desolación estaba Bolívar  cabizbajo. Se le acercó un soldado y le preguntó ¿ General y que vamos hacer ahora? Bolívar se incorporó y exclamó; ¡Triunfar, Triunfar! @SandyAveledoL

 

ÉL DICE…

 

La agresiva intervención del presidente Nicolás Maduro en la Plaza Bolívar de Caracas luego de celebrada la elección de la Asamblea Nacional Constituyente, el discurso de los más radicales partidarios del gobierno y la revocatoria por parte del Tribunal Supremo de Justicia de los beneficios de casa por cárcel, acordados  a los dirigentes de la oposición Antonio Ledezma y Leopoldo López, van en abierta contradicción el llamado del propio presidente a convertir la ANC en un escenario para el diálogo.

 

Por otro lado el absurdo llamado de los más radicales voceros de la oposición  a continuar trancando las calles y a confrontar por todos los medios posibles al gobierno, agregan leña al fuego y hacen más difícil la construcción de un clima de entendimiento que nos permita negociar una salida pacífica a la crisis que vivimos.

 

Venezuela se encuentra atrapada en una lucha fratricida por el poder entre dos polos dominados por los más radicales partidarios del gobierno y de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) a los que poco pareciera interesarles el destino de millones de venezolanos que estamos sufriendo las penurias derivadas de ese estéril enfrentamiento.  Y mientras recrudece la pelea el país sigue a la deriva, afectado por  el desabastecimiento, la inflación, los pésimos servicios públicos y altos niveles de inseguridad.

 

La mayoría de los venezolanos somos partidarios del diálogo y no queremos enfrentamientos inútiles que no resuelven los problemas del país. Minimizados, por ahora,  por  los medios tradicionales de comunicación que están al servicio del gobierno o de cierta oposición y silenciados por el grito de los incendiarios en la redes sociales, estamos aquí dispuestos a reconstruir el  país que están destruyendo un gobierno corrupto e ineficiente  y una pésima oposición. @luisgallog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *