Sobrinos Flores piden eliminar citaciones a venezolanos para que testifiquen

El Nacional.- Los sobrinos de la pareja presidencial venezolana, Efraín Campo Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas, enviaron una carta al juez Paul Crotty en la que responden a la misiva presentada por el gobierno, este 11 de octubre, en la cual la fiscalía deja claro que las citaciones judiciales enviadas a los contactos de los acusados en Caracas por correo electrónico para que testifiquen ante el Gran Jurado son legales y ajustada a las leyes.

Los abogados de Campos Flores y Flores de Freitas sostienen que el gobierno no ha abordado ninguna de las numerosas autoridades citadas en la carta de los demandados, lo que demuestra que sus citaciones son inválidas e impropias. Asimismo sostienen que la fiscalía “sorprendentemente ha citado en lo absoluto ninguna ley, norma o caso. Sólo se limita a afirmar, sin ningún tipo de apoyo, que los envíos de citaciones por correo electrónico son una práctica común.

Los acusados piden al juez rechazar los argumentos en la carta del gobierno estadounidense motivado a que los mismos son ilegales. Manifiestan que la afirmación del gobierno de enviar las citaciones a Caracas es errónea, porque viola la regla 17 de citaciones, que establece que dichos instrumentos deben ser entregados personalmente.

Los abogados de los sobrinos del presidente Nicolás Maduro aseguran que el gobierno de los Estados Unidos no tiene autoridad para acosar los contactos de los acusados con citaciones emitidas por un Gran Jurado en este distrito.
Insisten que en las citaciones el gobierno pretende engañar a los ciudadanos de una nación extranjera a viajar a los Estados Unidos bajo la autoridad falsa.

Igualmente rechazan la explicación de la fiscalía según la cual los testigos que fueron interrogados en la audiencia de pruebas realizada el 8 y 9 de septiembre fueron citados por correo electrónico.

Dicen que el gobierno está enviando correos al azar a ciudadanos de un soberano extranjero en violación de las Reglas Federales de la Justicia, incluso a las propias reglas y procedimientos escritos por un departamento completamente diferente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *