#Opinión Sandy Aveledo & Luis Gallo: Ella Dice, Él Dice: ¿PUEDEN COEXISTIR LA CONSTITUYENTE Y LA ASAMBLEA NACIONAL?

SANDY AVELEDO.    LUIS EDUARDO GALLO.-

La Asamblea Nacional Constituyente (ANC) aprobó un decreto por el que asume  las funciones para legislar, arrebatando así a la Asamblea Nacional (AN) de mayoría opositora, sus competencias legislativas.

Tras el decreto, la directiva del parlamento reaccionó desconociendo  la decisión de la constituyente. “La directiva de la AN y los diputados de la Unidad no reconocemos ni acatamos la disolución que pretende imponer Maduro a través de su fraudulenta ANC.” De acuerdo a la presidenta de la ANC, Delcy Rodríguez, el parlamento no ha sido disuelto, simplemente fue una medida dictada para que se “encaminen dentro del marco de la Constitución”.

Al instalarse la Asamblea Nacional Constituyente de 1999, el 03 de Agosto de ese año, luego de algunos enfrentamientos entre congresistas y constituyentes, se logró un acuerdo de coexistencia entre la ANC y el Congreso de la República que permitió el reinicio de las sesiones del parlamento y la aprobación de leyes esenciales que no colidieran con las decisiones de la ANC. El Congreso de mayoría opositora y la ANC de mayoría chavista, coexistieron hasta que la ANC disolvió al primero en marzo del 2000, cesando en sus funciones a los senadores y diputados que lo integraban. A partir de ese momento la función legislativa fue ejercida por un Congresillo, integrado por constituyentes, hasta que en Agosto de ese año se instaló la Asamblea Nacional consagrada en la Constitución aprobada en Diciembre de 1999…

ELLA DICE…

Según los recién electos Constituyentes, todas las decisiones que emanen de la ANC, deben ser acatadas por todos los poderes del Estado, porque se trata de una instancia plenipotenciaria que ni siquiera el Presidente de la República puede contradecir.  Sin embargo, los venezolanos sabemos que la ANC obedece al gobierno y fue aprobada para mantenerse en el poder y no permitir la alternancia.

Los diputados de la AN, condenan el poder sin límites que la ANC que pretende asumir  porque atenta contra el Estado de derecho y el principio de la separación de poderes. El único que tiene ese poder es el pueblo no una espuria  ANC que habla de paz y está por aprobar una ley del odio que no permitirá la disidencia en contra del gobierno y no ha resuelto los problemas del país pues  no han cesado las colas, ni la escasez, ni la inseguridad, aunque ha aumentado el miedo y el número de presos políticos.

El juego sigue trancado y la población sigue sin satisfacer sus  necesidades. Por ahora no se vislumbran negociaciones ni acuerdos que permitan la coexistencia y pongan  punto final a la crisis, y es que lejos de reducir la tensión la Constituyente abrió más grietas.

A pesar de todo el país se prepara para unas elecciones regionales criticada por muchos pues los dirigentes de la oposición  hablaban de marchas, calle, trancazos, 350, hora cero, paros y ahora mandan a votar, para no ceder espacios. Es tiempo de democracia, del voto, de libertad, de cambios. Eso lo merece Venezuela. @SandyAveledoL

 

ÉL DICE…

A muchos venezolanos les resulta difícil entender  el llamado de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) a participar en unas elecciones regionales que se celebrarán en Octubre de este año por decisión de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC.) Y se les dificulta entenderlo porque el martes pasado los diputados de la MUD desconocieron a la Constituyente y la directiva del parlamento, que preside Julio Borges, se negó a asistir a una reunión convocada por la presidente de la ANC, Delcy Rodríguez, para conversar sobre los modos en los que podrían coexistir la ANC y la Asamblea Nacional.

A diferencia de la coexistencia que se logró negociar entre la Constituyente del 99 y el Congreso de la República, hasta la disolución de este último en marzo del año 2.000, todo parece indicar que el parlamento y la ANC no lograrán un entendimiento que permita a cada una de estas instituciones asumir a cabalidad sus deberes constitucionales y el obligado compromiso con los valores de la democracia y el respeto a los  derechos humanos.

Cuando el presidente Nicolás Maduro convocó a una Asamblea Nacional  Constituyente el 1ro de Mayo, dijimos que la ANC, por las mismas controversias que rodearon su convocatoria y sus arbitrarias bases comiciales, no contribuiría a resolver los problemas del país. Aseguramos entonces que no era necesario reformar la Constitución sino cumplirla. La MUD se negó a participar en esa elección de la ANC con esos y otros alegatos algo más nebulosos, bastante parecidos a los que ahora utiliza para desconocer a la ANC, que es una realidad,  mientras se lanza a competir en las elecciones de gobernadores para recuperar  unos “espacios democráticos” que al igual que el gobierno de Maduro, solo respeta cuando se ajustan a sus intereses y a sus pretensiones de poder.  @luisgallog

 

Deja un comentario