Ultimátum al CNE da María Corina Machado

La red social twitter se ha caracterizado por dar a conocer lo que más se está hablando en el mundo, pues Venezuela no es la excepción y este martes 20 de septiembre los TT indican que los venezolanos le están dando un Ultimátum al CNE, y como principal promotora de esa tendencia está la líder de Vente Venezuela, María Corina Machado.

Es hora del Ultimátum al CNE: fecha tope al régimen. Hoy,: Cómo quieren impedir RR en 2016

Vale recordar a propósito de ese tuits una entrevista que le hicieron en LaPatilla.com :

El pasado 7 de septiembre María Corina Machado, coordinadora nacional de Vente Venezuela, escribió en su cuenta de Twitter: “Conmigo no cuenten si se acuerda el referendo revocatorio para el 2017”. 12 palabras que generaron un huracán político, que “resetearon” la agenda, obligando a la sociedad venezolana a enfrentar la realidad de que pasan los días y el CNE no responde en cuanto a los próximos pasos para hacer el revocatorio posible este año.

A su regreso del estado Monagas, conversamos con la líder política sobre su posición ante los próximos días, que ella considera “definitivos”.

LP: Mucha gente se sorprendió tanto por el contenido de su mensaje, como por el hecho de que un simple tuit alterara la agenda pública de la forma en que lo hizo. En primer lugar le pregunto ¿A quién iba dirigido su mensaje en Twitter?

MCM: Mi mensaje está dirigido a Nicolás Maduro, a los jerarcas del régimen y a aquellos que viniendo de afuera pretendan negociar lo innegociable: el Sr Rodríguez Zapatero y compañía. La Constitución, los Derechos Humanos y el Referendo Revocatorio -que es un derecho constitucional-, no se negocian. El referendo es en el 2016 o no es. En primer lugar, porque fue un mandato del 6 de diciembre, que ni el gobierno ni la oposición podemos desconocer; en segundo lugar, porque todos los requisitos —constitucionales y fraudulentos— se han cumplido en exceso; y en tercer lugar, porque es un imperativo ético, porque hoy se trata de salvar vidas; cada día que el régimen sigue en el poder tiene un costo irreparable para la sociedad.

LP: ¿Y por qué si sus palabras estaban dirigidas a ellos, las respuestas más duras provinieron de figuras opositoras, como la de Juan Requesens o de algunos articulistas e influenciadores de oposición, y no de dirigentes del régimen?

MCM: Eso se lo tienes que preguntar a ellos. Yo también quisiera saberlo.

LP: ¿Por qué el referendo revocatorio en su opinión no puede ser en 2017, si incluso algunos voceros opositores dicen que si se convoca el revocatorio para el próximo año habría que acudir a votar y propinarle una derrota política al gobierno?

MCM: Por al menos cinco razones. La primera, porque es prolongar la agonía, cuando en este momento tenemos la fuerza y las condiciones para lograr el cambio político ya. En segundo lugar, porque el referendo en 2017 es sacar al dictador pero dejar la dictadura; recordemos que la Constitución dice en su artículo 233, textualmente, que “si la falta absoluta (del Presidente) se produce durante los últimos dos años del período constitucional, el Vicepresidente Ejecutivo o la Vicepresidenta Ejecutiva asumirá la Presidencia de la República hasta completar dicho período”. Es decir, Nicolás Maduro o el régimen escogerían al nuevo Presidente hasta el 2019.

En tercer lugar, porque le estaríamos resolviendo un problema terminal al PSUV, ofreciéndoles en bandeja de plata la posibilidad de culpar a Maduro de todo el horror de estos 18 años, mientras el régimen se lava las manos y además, intenta legitimarse ante el mundo como un gobierno democrático que es capaz de hacer elecciones para adelantar la salida de quien ejerce nada menos que la Presidencia.

En cuarto lugar, porque sabiendo que hoy el poder político está controlado por militares, se abre la posibilidad de que ni siquiera tengan la necesidad de cumplir con la formalidad de tener a un civil en la Presidencia; sino que “constitucionalmente” podría llegar un militar activo a presidente con tan solo nombrarlo vicepresidente el día anterior al referendo.

Y en quinto lugar, por sobre todas las cosas, porque es una traición y un engaño a los venezolanos, que hemos entregado todo y confiado en el compromiso de las fuerzas democráticas de lograr el cambio político este año.

LP: ¿Eso significa que si el referendo no es este año los venezolanos ya no cuentan con usted?

MCM: Precisamente lo contrario: los venezolanos saben que conmigo cuentan para siempre, en las buenas y en las malas. Cuentan conmigo para enfrentar juntos, sin miedo, al régimen, para hablar de frente y defender la verdad, aunque ello implique riesgos, amenazas y descalificaciones. Y que, además, contamos unos con otros para trabajar durísimo en la pronta reconstrucción física y sobre todo moral de Venezuela.

Los que no cuentan conmigo son quienes pretendan desconocer nuestro derecho y deber de concretar la salida del régimen este año. No cuenten conmigo para diálogos manipulados ni secretos. El país exige y se merece transparencia y claridad.

LP: Hablando de transparencia y claridad, en las últimas horas se han producido declaraciones en las cuales se afirma que el régimen ha decidido negar el revocatorio este año; si eso ocurre, ¿cuál es la respuesta al país?

MCM: En VENTE hemos alertado desde hace varios meses que esa es, obviamente, la pretensión del régimen: negar el revocatorio y de hacerlo, que este sea en 2017 cuando ya es inútil para nuestro propósito. Solo una presión ciudadana efectiva, permanente y creciente, que desafíe de frente y con fuerza al régimen, podrá hacerlo retroceder, y obligarlo a fijar la fecha del revocatorio en 2016 o renunciar. Hoy, cuando estamos ya a mediados de septiembre, no hay más tiempo que perder, debemos fijar una fecha tope ya, hasta la cual aceptaremos retardos, mentiras y fraudes del CNE, si llegada esta fecha, no existe la fecha del referendo este año, entonces comenzará la desobediencia cívica nacional; hasta hacerles entender que el tiempo se les acabó y hacerles renunciar.

L.P.: ¿Y eso con qué se come? ¿Cómo se materializa la “desobediencia cívica nacional”?

MCM: Villa Rosa pa’ todo el mundo, Villa Rosa a nivel nacional. Esa es la fuerza, el desafío, el espíritu que se requiere; la que correteó a Maduro fuera de Villa Rosa y que lo hará salir del poder. Esa es la ruta que se abre en caso de que el régimen niegue el referendo como vía a una salida institucional este año.

LP: ¿Pero esa ruta no requiere de acuerdos con al menos un sector del régimen? Esta semana, después de muchos dimes y diretes de lado y lado, se hizo evidente que entre el gobierno y la oposición sí hubo encuentros, diálogos y conversaciones; de los cuales usted afirmó que no estaba al tanto y ha sido muy crítica; ¿es posible avanzar sin negociar?

MCM: En efecto, yo no conocía el contenido de estos encuentros, y nunca nos informaron, porque la Mesa de la Unidad no se reúne desde el mes de enero. Las decisiones en la MUD lejos de ampliarse a otros sectores del país, se han reducido a un número cada vez menor de partidos políticos. Yo he insistido en los términos en los que, en mi opinión, cualquier conversación con el régimen debe tener lugar.

En primer lugar, debe ser un proceso transparente. Hay que hablar con claridad y franqueza a los venezolanos. Estamos hartos de descubrir a lo largo de estos años de lucha, que ocurren cosas a nuestras espaldas. Los venezolanos clamamos por honestidad, por transparencia. Esto no significa que las conversaciones tienen que ser con un micrófono prendido. Obviamente no. Pero sí que hay información seria y precisa sobre los objetivos, los términos, el lugar y los participantes.

En segundo lugar, lo determinante es el “para qué” del dialogo. Y el “para qué” solo puede ser para precisar los términos de la salida de Maduro y el régimen este año. Y por tanto, acordar las condiciones, compromisos y garantías que le den la seguridad a todas las partes y a todo el país, de que la transición producirá cambios apegados a la justicia, a la ley y a los derechos de todos los venezolanos.

En tercer lugar, quienes son los mediadores o facilitadores. Es inaceptable que una persona como el señor Rodríguez Zapatero, que ha dicho en viajes anteriores que el referendo puede ser el próximo año o no ser nunca; que ha tratado a los presos políticos como rehenes, es decir, los presos de Zapatero; pretenda ser interlocutor entre las partes. Esto es inaceptable, una bofetada a los venezolanos, porque desde que el señor Zapatero hizo sus visitas públicas al país –en el mes de mayo- van más de 200 detenidos. Hay más presos políticos, más persecución y más militarismo. Ese señor jamás será reconocido como un garante valido de un diálogo para los venezolanos.

LP: ¿Y ahora qué hacer en los próximos días que sin duda serán fundamentales en todo este proceso?

MCM: Estamos viviendo días que cambian nuestra vida y nuestra historia, días definitorios; y tenemos que tener plena consciencia de ello. En mi vivencia con mis conciudadanos en toda Venezuela, siento hoy la firme serenidad y determinación a liberarnos, de quienes hemos sufrido, aprendido y crecido tanto. No se equivoquen, no nos subestimen. Los venezolanos sabemos muy bien lo que tenemos que hacer ahora. Los venezolanos sabemos lo que tenemos que hacer y que ha llegado la hora de hacerlo. Estamos listos. (lapatilla.com)

Deja un comentario