#Opinión Ella Dice…Él Dice… ¡Paz en Colombia! ¿Violencia en Venezuela?

El pasado lunes 26 de Septiembre el Presidente Juan Manuel Santos y el Jefe del Secretariado de las FARC, Rodrigo Londoño (Timochenko,) firmaron un histórico acuerdo de Paz en Cartagena que puso fin a un conflicto armado de más de medio siglo en Colombia.  Después de casi 300.000 muertos, 6 millones de personas desplazadas de sus hogares, incalculables pérdidas económicas y luego de 4 años de negociaciones en La Habana, el gobierno colombiano y la insurgencia se hicieron concesiones en aras de la paz y en el entendido que primero estaba Colombia, el bienestar de la gente y la prosperidad de los colombianos.

En Venezuela, uno de los peores gobiernos que hemos elegido, ya sin apoyo popular, y la oposición agrupada en la Mesa de Unidad Democrática (MUD,) se mantienen enfrentados mientras se agrava la crisis que vive el país. ¿Entenderán los líderes políticos, sin que tengamos que pasar por situaciones de violencia, que primero está Venezuela, el bienestar de la gente y la prosperidad de los venezolanos?

ELLA DICE…

Mientras se firmaba la Paz de Colombia en Cartagena, el Secretario General  de la MUD, Jesús Chúo Torrealba,  leyó en Caracas un comunicado donde señala que el Revocatorio se tiene que hacer este 2016 y el 20 % de voluntades se expresará a nivel nacional y no por estados, como lo han requerido las rectoras del PSUV en el Consejo Nacional Electoral en abierta violación a la Constitución nacional.

El comunicado es claro. La MUD no aceptará nada que no esté en la Constitución, a la vez que hace un llamado a una movilización nacional  el 12 de Octubre e invita a que los venezolanos asistamos masivamente a la jornada de recolección de firmas convocada para el 26,27 y 28 de ese mismo mes, ejerciendo todos los mecanismos de presión democrática para hacer respetar la decisión de la mayoría. Como se afirma en el comunicado de la MUD es la hora del pueblo soberano, del ciudadano movilizado, es la hora del cambio. Comenzó la cuenta regresiva, se nos acaban los lapsos, por eso hay que organizarse y activarse en las calles protestando pacíficamente  y dejando de ser actores virtuales en chats y redes para convertirnos en protagonistas de carne y hueso exigiendo nuestros derechos y recuperando nuestra amada Venezuela.

En nuestro país el hambre ya no conoce colores políticos y ataca a chavistas y opositores, el hampa hace de las suyas, la inflación nos agobia a todos, por eso y para tratar de superar esta crisis que vivimos todos somos importantes y debemos actuar unidos.

En la oposición, pese a algunas diferencias, tenemos muchas motivaciones y sobradas ganas para lograr el cambio, tarea que será difícil, titánica y, dirán algunos, matemáticamente imposible, pero esa es la voluntad del 90 por ciento de un país que ya no aguanta más. Así que no puede hablarse de violencia como lo aseguran algunos partidarios de Maduro. Se trata de ejercer nuestro derecho constitucional que no es otro que el de revocar a un pésimo gobierno, no por medio de la violencia, sino a través de los mecanismos que nos ofrecen la Constitución y las leyes que haremos respetar los ciudadanos y los partidos políticos que estamos empeñados en recuperar a Venezuela y lo vamos a lograr.

@sandyaveledo

ÉL DICE…

El gobierno del presidente Nicolás Maduro, que por su propia ineficiencia y corrupción, perdió hace bastante tiempo el apoyo de la mayoría de los venezolanos, se empeña en mantenerse a toda costa en el poder.  En lugar de buscar los consensos necesarios para enfrentar los graves problemas que afectan a nuestro país, Maduro insiste en mantener el esquema de polarización política que dio buenos resultados electorales al fallecido presidente Hugo Chávez.  Pero la crisis en Venezuela parece agravarse y todas las encuestas indican que para los venezolanos la única manera de salir de esta difícil situación pasa por la salida del gobierno. La pregunta que se hacen la mayoría de los venezolanos es ¿Cómo y cuándo?

Algunos, muy pocos afortunadamente, responden a esa pregunta con un llamado a la violencia. Afirman que de este “régimen” sólo se podrá salir con balas no con votos. Otros hacen absurdos llamados a las Fuerza Armada Nacional para que intervenga. Como si tocará a los militares dirimir nuestras diferencias políticas. Pero la mayoría de los venezolanos que queremos cambio favorecemos la vía democrática, el camino del sufragio y la protesta pacífica bien organizada, que es la que hasta ahora ha dado los mejores resultados, como quedó demostrado con el triunfo en la Asamblea Nacional.

La Mesa de la Unidad Democrática, que continúa siendo el principal referente de la oposición en Venezuela, en un grandilocuente comunicado,  y a pesar de los inconstitucionales obstáculos impuestos por el CNE, ha hecho un llamado a participar activamente en la recolección del 20% de las firmas necesarias para activar el revocatorio, cosa que celebro. En la declaración también se asegura que es la hora del pueblo soberano, del ciudadano movilizado. Pero siempre tiene que ser la hora del pueblo soberano, cosa que han entendido los dirigentes políticos y los jefes de la insurgencia en Colombia y que les ha permitido poner fin a un conflicto armado de más de medio siglo.

El Acuerdo de Paz alcanzado en Colombia, que la MUD todavía no ha saludado, cosa que espero sea un descuido y no una mezquina concesión al expresidente Álvaro Uribe, debe servirnos de inspiración y ejemplo. En Venezuela podemos lograr los cambios que queremos sin recurrir a la violencia. ¡Los lograremos! Y el gobierno de Maduro, si entiende realmente que primero está Venezuela, el bienestar de la gente y la prosperidad de los venezolanos, más temprano que tarde, terminará por aceptarlos.

@luisgallog

Ella Dice Él Dice
Ella Dice Él Dice

 

 

Deja un comentario