#Opinión Sandy Aveledo & Luis Gallo: Ella Dice, Él Dice: EL NUEVO DIÁLOGO

La semana pasada, en la República Dominicana, una delegación del gobierno de Venezuela encabezada por el Alcalde del Municipio Libertador Jorge Rodríguez, el ex canciller Roy Chaderton y la presidenta de la Asamblea Nacional Constituyente, Delcy Rodríguez, sostuvo conversaciones con  la Mesa de la Unidad Democrática (MUD,) representada por el presidente de la Asamblea Nacional Julio Borges, quien estuvo acompañado por el ex gobernador del Zulia, Manuel Rosales, el diputado  de Voluntad Popular, Luis Florido, presidente de la Comisión de Política Internacional del parlamento, el dirigente de Un Nuevo Tiempo (UNT,) Timoteo Zambrano y el ex rector del Consejo Nacional Electoral (CNE,) Vicente Díaz.

En el encuentro, auspiciado por el presidente dominicano Danilo Medina, se acordó que seis países serían los garantes de las negociaciones; Chile, México y Paraguay, escogidos por la oposición venezolana, y Bolivia, Nicaragua y un tercer país aún por determinar propuestos por el gobierno  venezolano. Igualmente se acordó una nueva reunión para el 27 de Septiembre.

La MUD ha negado que esté dialogando con el gobierno venezolano. El gobierno le ha dado las gracias a los Estados Unidos por su apoyo al diálogo. Y mientras cada parte da su pintoresca versión de los encuentros, muchos venezolanos se preguntan las razones de tantos misterios y contradicciones…

ELLA DICE…

¿Saldrá Humo blanco de República Dominicana? ¿Se logrará aplacar la crisis económica y social a través del diálogo entre gobierno y oposición?

Mucho se ha dicho sobre éste tema. EL Arzobispo de Caracas Cardenal Jorge Urosa Savino considera que “La fase exploratoria es extemporánea, porque lo prioritario son las regionales, que permitirían el inicio de un cambio en el país.” Libertad para los presos políticos, canal humanitario (alimentos y medicinas,) respeto y autonomía de la Asamblea Nacional, que se reviertan las inhabilitaciones y persecuciones políticas y un cronograma electoral completo que incluya las elecciones presidenciales con observación internacional, son los puntos que presenta la oposición en la mesa de diálogo. Por su parte el Gobierno a través de Delcy Rodríguez asegura que los encuentros han tenido un reimpulso y que se avanza con optimismo a través del diálogo.

 

La MUD también solicita que los eventuales acuerdos  sean aprobados mediante un referendo. La verdad es que la mayoría de los venezolanos lo que queremos es que salga humo blanco de República Dominicana  y que de una vez por todas se logren los acuerdos necesarios para recuperar la institucionalidad de Venezuela, tener independencia de los poderes y poder ir a elecciones generales que permitan un cambio de gobierno. Estamos a tiempo. Venezuela puede ser libre.  En todos los procesos históricos del mundo y hasta en las más cruentas guerras, al final han sido los acuerdos y el diálogo los que han permitido finalizar los conflictos.  Llegó la hora para nuestro país. @SandyAveledoL

 

ÉL DICE…

 

Resulta sorprendente que regresando de República Dominicana, Julio Borges, Luis Florido y los demás los representantes  de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) que, bajo el auspicio del mandatario dominicano Daniel Medina,  se reunieron con la delegación del presidente Maduro,  encabezada por  los hermanos Jorge y Delcy Rodríguez, estén negando que el sector de oposición  que ellos lideran haya retomado el diálogo con el gobierno.

 

Utilizando eufemismos como “se trata de una reunión preliminar,” o un “encuentro exploratorio,” los dirigentes opositores dicen que no se trata de un diálogo, luego de haber escogido hasta los países garantes de las negociaciones que se reiniciarán en Santo Domingo el 27 de Septiembre.

 

Los venezolanos merecemos que la MUD le diga la verdad al país. Que admita, si va a dialogar con el gobierno, que lo está haciendo. Queremos conocer la agenda. Y quiénes no formamos parte de esa alianza opositora, exigimos también que en el diálogo se incluya a otras fuerzas políticas y sectores de la sociedad, como trabajadores y empresarios.  Porque el diálogo, los encuentros, las negociaciones o como quieran llamarlo sus actuales protagonistas no puede reducirse a un acomodo para que el gobierno se lave la cara y la MUD gane varias gobernaciones, se fije fecha para los próximos eventos electorales y se aborde la situación de los presos políticos. Venezuela reclama mucho más. Y en primer lugar exige que se hable claro, que se llamen las cosas por su nombre y que, con seriedad y pensando primero en el país, se consideren los graves problemas que hoy nos afectan a todos los venezolanos. @LuisEGalloG

Deja un comentario