#Opinión Sandy Aveledo & Luis Gallo: Ella Dice, Él Dice:¡HIPERINFLACIÓN!

Se entiende por hiperinflación una inflación elevada, en la que los precios aumentan rápidamente, la moneda pierde su valor real y las personas ven reducido su patrimonio monetario en un ciclo que se repite generando más inflación en cada repetición. En su libro, “La dinámica monetaria de la Hiperinflación,” el economista norteamericano  Phillip Cagan definió la hiperinflación como una inflación mensual equivalente o superior al 50%, por lo que podemos asegurar que a partir del pasado mes de Octubre, con una inflación estimada para ese mes en más de 50%, que ha aumentado en Noviembre, la economía venezolana ha entrado en una etapa hiperinflacionaria.

Según la teoría económica la principal causa de la hiperinflación es un aumento rápido y masivo de dinero que no se encuentra apoyado por un crecimiento en la producción de bienes y servicios. Para el gobierno venezolano, que todavía no admite que estamos en hiperinflación, el aumento vertiginoso de los precios es resultado de un bloque financiero y una guerra económica.

Lo cierto es que, indistintamente de la causa, los precios de bienes y servicios se han incrementado a niveles de hiperinflación sin que el gobierno de respuesta efectiva a un fenómeno, sin precedentes en la ya maltrecha economía venezolana, que amenaza la estabilidad, la paz y la seguridad de toda la nación…

ELLA DICE…

Entre Octubre y  Noviembre, Venezuela entró en etapa de hiperinflación, con una inflación mensual que se ubicó en 50, 6 %. Entendiendo el concepto como una subida del nivel de precios rápida y continuada que provoca que la gente no retenga el dinero por su pérdida de valor constante.

Algunos economistas señalan que entre las causas de la hiperinflación pudiese estar el crecimiento desorbitado de dinero sin respaldo para financiar el sector público, pérdida de confianza en el bolívar  y el alza desmedida del dólar.

La hiperinflación, es un fenómeno propio del siglo XX y no se ha dado en países petroleros, así que Venezuela es la excepción. Para Steve Hanke profesor de la Universidad de Johns Hopkins en Baltimore, la manera de detener la hiperinflación que padecemos está en la  dolarización de nuestra moneda, como ocurrió en Ecuador en 2001.

 

En todo caso llama la atención que el gobierno de Nicolás Maduro no haya tomado medidas para contrarrestar este fenómeno.  Ni siquiera lo reconoce, cosa peligrosa pues  si no existe la voluntad de gobierno para solucionar esta situación, la debacle será peor y podríamos llegar a un nivel de hiperinflación como lo que azotó a Zimbabwe, acabando con su economía y hundiendo en la pobreza a la  mayoría de su población.

 

El año 2017  finaliza con un escenario lamentable que según los pronósticos de algunos economistas  tiende a agudizarse para el 2018.

Esperamos que se tomen medidas urgentes para resolver esta caótica situación porque cada día somos más pobres y pasamos más trabajo. @sandyaveledo  sandyaveledo2018@gmail.com

 

ÉL DICE…

 

Venezuela se encuentra en hiperinflación.  Los indicadores económicos  señalan que en Octubre la inflación mensual superó el 50%, barrera estimada por el economista Phillip Cagan para definir un proceso económico como hiperinflacionario. Lo grave del asunto es que para el 2018 el escenario parece empeorar. Proyecciones del Fondo Monetario Internacional, la banca de inversión Torino Capital y la firma de asesoría  Ecoanalítica, han estimado la inflación para el próximo año entre 2.500 y 7.500%, con un dólar paralelo que podría ubicarse, según Ecoanalítica, en 16 millones de bolívares.  ¿Es posible evitar semejante desastre?

 

El presidente Maduro insiste en que el caos de la economía venezolana es resultado de una guerra económica y un bloqueo financiero organizado por Estados Unidos. En su libro “La Mano visible del Mercado,” la economista Pascualina Curcio trata de sustentar esta tesis y esgrime para ello algunos bien fundados argumentos. Y es que quizá hay algunas verdades  en esto de la guerra económica,  pero lo cierto es que el principal responsable del caos de la economía y de la hiperinflación no es otro que el gobierno de Maduro que  plagado de ineficiencia y corrupción mantuvo diversos  tipos de cambio, emitió dinero sin respaldo, endeudo irresponsablemente al país y entregó más de 300.000 millones de dólares preferenciales a empresarios, muchos de ellos de dudosa reputación, sin controles  y sin un proyecto económico bien definido.  Va a ser difícil que el responsable de este dantesco escenario económico tenga la clave para evitar que empeore.  Tendremos que prepararnos para sobrevivir en medio de una hiperinflación  hasta que, junto a un gobierno eficiente y responsable, encontremos la fórmula que nos  permita salir de este desastre. @LuisEGalloG