#Opinión Sandy Aveledo y Luis Gallo ELLA DICE… ÉL DICE… “HUGO CHÁVEZ, EL COMANDANTE”

Gran polémica ha causado la serie de televisión “Hugo Chávez, el Comandante,” que comenzó a transmitirse la semana pasada en varios países de América Latina y que ha sido prohibida en Venezuela.

Escrita por el analista internacional Moisés Naím y producida por Sony, para RCN TV de Colombia, la saga de 60 capítulos recrea la vida del presidente Hugo Chávez, desde su infancia en Barinas, su ascenso al poder, su controvertida presidencia de 14 años y finalmente su fallecimiento en Marzo de 2013. La serie, que no obtuvo el rating esperado en su estreno en Colombia, ha sido criticada por los partidarios de Chávez, que la han calificado como un “bodrio” con el que se trata de desprestigiar la valerosa figura de su “Comandante.” Por su parte, los adversarios políticos del fallecido presidente afirman que en la serie se desnuda al verdadero Chávez como un cobarde y un  hombre de rasgos psicóticos, obnubilado por el poder, que terminó conduciendo a Venezuela por un despeñadero. Lo cierto es que en los pocos capítulos que hasta ahora se han transmitido es difícil percibir el perfil definitivo que en la obra reflejará la figura del Comandante, si bien se ve a un Hugo Chávez que encarna en cierta forma muchos de los rasgos que nos caracterizan como  pueblo. Será en todo caso la historia la que emita el juicio final del controvertido mandatario que, aún después de muerto,  continúa despertando polémicas, amores, odios y pasiones.

ELLA DICE…

En Colombia, el día de su estreno, el rating de la serie “Hugo Chávez, el Comandante” fue de apenas 4 puntos sobre 10, quedando en el lugar 16 entre los programas de mayor sintonía en la pantalla chica del hermano país, pero en Venezuela, como fue prohibida su transmisión por la televisión, la serie se convirtió en un fenómeno en las redes, y ha generado una intensa polémica en torno a la figura del presidente Chávez.

El presidente Nicolás Maduro se ha referido varias veces al programa, afirmando que los enemigos de la revolución bolivariana quieren desfigurar la imagen del Comandante Supremo y que eso no lo va a permitir. De allí que se haya prohibido su transmisión por los canales de Televisión. Pero los venezolanos han podido verla a través de You Tube,  generando comentarios a través de las redes, a los que el gobierno venezolano ha respondido con la campaña #aquinosehablamaldechavez motorizada por Diosdado Cabello en las instituciones públicas y en los medios de comunicación oficiales.

Como periodista y como venezolana, no puedo estar de acuerdo con la censura. Si tal como dicen los voceros del gobierno estamos en democracia ¿Por qué se cierran medios, persiguen periodistas, censuran programas  y restringen la libertad de expresión?  ¿Por qué se le niega el papel a los periódicos que asumen una línea crítica contra el gobierno de Maduro? ¿Por qué se amenaza con no renovar las habilitaciones a televisoras  y emisoras de radio privadas? ¿Por qué se  recurre a los tribunales buscando que estos actúen como censores? Pese a que la serie “El Comandante” apenas ha comenzado, ya Marisabel Rodríguez, ex esposa de Hugo Chávez, ha amenazado con demandar a la Sony, alegando que la serie constituye una infamia a la memoria de Chávez.

La prohibición de transmitir la serie “El Comandante” sólo reafirma que existe censura a la libertad de prensa e información en Venezuela. Las organizaciones sociales piden al gobierno venezolano que cese la criminalización contra la libertad de expresión y el derecho a la información, derechos amparados en nuestra Constitución. El pueblo tiene derecho a elegir lo que quiere ver y escuchar.  @sandyvaledo

ÉL DICE…

Basada en la vida de Hugo Chávez, “El Comandante,” como lo ha afirmado su autor Moisés Naím, es una serie de televisión para el entretenimiento y no pretende ser una biografía o un documental de carácter didáctico sobre el fallecido mandatario venezolano. Confieso que me cuesta entender la razón de tanta polémica en torno a una serie de televisión que recrea, según la óptica de sus productores, una interesante etapa de la historia de Venezuela.  En 1979 “Estefanía,” de Julio César Mármol, se convirtió en la primera telenovela a color transmitida por la televisión venezolana (RCTV.) Su trama estaba centrada en la dictadura del general Marcos Pérez Jiménez, y en una heroína de férreos ideales democráticos, Estefanía Gallardo, que luchaba en la clandestinidad buscando la libertad de su padre, preso en los calabozos de la temida Seguridad Nacional. “Estefanía,” con más de 120 episodios, fue todo un éxito de audiencia y es considerada hoy como uno de los mejores ejemplos del género de las telenovelas históricas producidas en el país. Años después, a principios de los 80, otra novela histórica, Gómez, revivió en la pantalla la vida del dictador Juan Vicente Gómez, quien gobernó a Venezuela con mano de hierro desde 1908 hasta su muerte en 1935. Escrita por el dramaturgo José Ignacio Cabrujas, “Gómez”  fue también un todo un éxito de teleaudiencia,  y aunque Cabrujas fue demandado por familiares de Gómez, quienes alegaron que la telenovela mancillaba la memoria del Generalísimo, no recuerdo que se haya  generado una polémica como la que se ha presentado a propósito del estreno de “El Comandante,” cuya transmisión en Venezuela ha sido prohibida por el gobierno del presidente Nicolás Maduro.

Chávez, como lo asegura el propio Naím fue un político extraordinario y junto con el Che Guevara y Fidel Castro, se convirtió en  el líder de mayor fama mundial de estas latitudes. Elevado al Panteón de los héroes de la patria por sus partidarios, adorado por los pobres de Venezuela y del continente que lo vieron como un salvador, odiado por los políticos de la derecha que lo tildaron de populista, demagogo y dictador, Hugo Chávez, sigue dando de qué hablar en una Venezuela que más que políticamente dividida pareciera a veces perdida entre la realidad y la ficción. @luisgallog

 

 

Deja un comentario