ELLA DICE… ÉL DICE… MADURO AL BORDE DE UN ATAQUE DE NERVIOS.

El cerco financiero que trata de imponer a Venezuela el gobierno de Estados Unidos, las sanciones a funcionarios del gobierno venezolanos por parte del Departamento del Tesoro norteamericano y la Comunidad Europea, las presiones del Grupo de Lima, conformado por los países más poderosos de América Latina y la decisión de la mayoría de los integrantes de la Mesa de la Unidad Democrática de no participar en las elecciones presidenciales del 22 de Abril, mantienen al presidente Nicolás Maduro al borde de una ataque de nervios.

El mandatario venezolano ha afirmado que llegará a Lima como sea, para participar en la Cumbre de las Américas a celebrarse en la capital peruana los días 13 y 14 de abril, pese que el gobierno de Perú no lo considera bienvenido. Igualmente Maduro ha manifestado que las elecciones presidenciales venezolanas pautadas para el 22 de abril se celebrarán así vaya el solo como candidato. Y, para sorpresa de muchos, en un reciente mensaje enviado por las redes sociales, el presidente Maduro ha invitado a  Donald Trump a debatir sobre los problemas del país y las relaciones bilaterales entre Estados Unidos y Venezuela, para lo que ha propuesto un encuentro entre ambos presidentes  en Washington o en Caracas. Como era de esperarse, la invitación ha sido rechazada por la Casa Blanca.

¿Está Maduro al borde  de un ataque nervios? ¿Se trata de una estrategia electoral? ¿Tiene miedo el presidente?  Es difícil saber qué piensa en realidad el Jefe de Estado venezolano.  Lo cierto es que casi todo va mal en Venezuela y Nicolás Maduro no ofrece soluciones a los problemas del país y se ve, a todas luces, como un presidente algo nervioso y desesperado.

ELLA DICE…

En sus últimas apariciones públicas,  Maduro se ha mostrado arrogante, aparentemente seguro, pero también disparatado, e incoherente.  Arremete contra el presidente norteamericano Donald Trump y después, a través de las redes sociales, le invita a debatir. Su disposición a asistir “llueva, truene o relampaguee” a la Cumbre de las Américas en Lima, ante la negativa del gobierno de Perú de darle la bienvenida, y sus reiteradas intervenciones asegurando que hará importantes anuncios en materia política o económica que después no hace, mantiene perplejos a los venezolanos y a muchos analistas políticos que no encuentran explicación a las actuaciones del presidente.

 

Sobre el adelanto de las elecciones presidenciales en Venezuela ya Maduro ha dicho que será candidato así vaya solo. Pero el presidente venezolano sabe que al ganar una elección en esas condiciones no será reconocido por parte importante de la comunidad internacional. Eso debe tenerlo nervioso pues aunque no lo admita, Maduro teme un incremento de las sanciones estadounidenses y europeas.

 

Los principales partidos políticos de la oposición han decidido no participar en las próximas elecciones presidenciales. Eso le daría una pírrica victoria a Maduro. El presidente lo sabe y esa circunstancia en la que tendrá que gobernar,  con una oposición que es mayoría, a una Venezuela aislada, azotada por la hiperinflación, la inseguridad, la falta de alimentos y el colapso de los  servicios públicos  solo le augura a Maduro un nuevo mandato al borde de una de ataque de nervios. @sandyaveledo2018@gmail.com

@SandyAveledo

 

ÉL DICE…

 

No tiene nada de extraño que Nicolás Maduro se encuentre al borde de un ataque de nervios. En Venezuela, gracias a la ineficiencia y la corrupción reinantes en su gobierno, los  servicios públicos están colapsados. La inseguridad aumenta día a día.  Se mantiene la escasez de ciertos alimentos y medicinas y, desde octubre del año pasado, hemos caído en un proceso de hiperinflación que mantiene al borde de la sobrevivencia a la mayoría de los venezolanos.

 

Desesperado, el presidente  toma decisiones políticas y anuncia medidas económicas que agravan más los problemas. En lugar de reducir el gasto público,  frenar la emisión de dinero inorgánico, idear mecanismos para incentivar la producción nacional y unificar el tipo de cambio, por ejemplo, Maduro recurre a importaciones masivas, aumentos constantes de sueldos  y termina por lanzar al mercado una “criptomoneda” respaldada por las reservas petroleras. Estas medidas, más que el resultado de un serio análisis de la situación de la economía venezolana, parecen obra de los personajes  de la galardonada película del cineasta español Pedro Almodóvar, “Mujeres al borde de un ataque de nervios.”

 

Solo que aquí no se trata de entretenimiento, ni de las pintorescas vidas de las parejas de la cinta de Almodóvar, sino del destino de un país que no quiere seguir bajo el gobierno de un presidente ineficiente  que, al borde de un ataque de nervios y desesperado,  insiste en mantenerse aferrado al poder. @LuisEGalloG

SANDY AVELEDO.   LUIS EDUARDO GALLO.