Sukerman: Alcalde de Valencia se mete a comerciante, mientras la ciudad se hunde en problemas

La concejal Judith Sukerman, responsable de Voluntad Popular por el municipio Valencia, fustigó al alcalde Alejandro Marvez, luego de la creación de la Compañía  Anónima “CORPORACION CIUDAD DE VALENCIA (CORPOCIUDAD)”, iniciativa formulada por el burgomaestre, y que fue aprobada hace pocos días por la Cámara Municipal de Valencia.
 
Sukerman considera que “este es un grave error e injustificado desvío de las obligaciones propias de la función pública”. No es correcto –dijo-, ni tampoco legal, desviar sus responsabilidades como mandatario municipal para dedicarse al comercio y pretender convertir ahora a la alcaldía en una tienda por departamentos, mientras el municipio se hunde en graves problemas y dificultades de toda índole como la falta de transporte público, alumbrado, asfaltado de calles y avenidas, la recolección de desechos sólidos, así como el estado general de mantenimiento de parques y zonas verdes.
 
La concejal de la tolda naranja exhortó al alcalde Marvez para que rectifique y haga lo correcto. “El alcalde se mete a comerciante, mientras la ciudad se hunde por los graves problemas que confronta de servicios públicos.Lo que todos deseamos es que le meta el pecho a los verdaderos problemas y carencias de la ciudad, de la cual es responsable”, subrayó.
 
Por otra parte, llamó la atención sobre el posible objetivo real de la empresa paramunicipal. \”Siendo que entre sus objetivos está la venta, importación, exportación y comercialización de diversos bienes, nace la inquietud – habida cuenta de la experiencia vivida durante este gobierno con las empresas públicas-, ¿si lo que se pretende verdaderamente es acceder a dólares preferenciales para luego aprovecharse con jugosas ganancias con la paridad cambiaria del mercado negro?”, cuestionó la edil.
 
Indicó que el Municipio no tiene competencia para comercializar productos, y por el contrario, siendo Valencia una ciudad industrial, lo que se debe promover es la productividad, la generación de empresas y trabajo en el municipio, “ese sí sería un objetivo de bienestar colectivo, de bien social, que es la función del estado y de los entes públicos”, recalcó Sukerman. 
 
De igual forma, detalló que a pesar de haberse solicitado formalmente, la Cámara Municipal no contó ni esperó por el pronunciamiento del Síndico, ni del Contralor municipal, por lo que manifestó sus dudas sobre la legalidad del procedimiento legislativo y su finalidad. 
 
Judith Sukerman salvó su voto, y consignó ante el ente legislativo los argumentos técnicos y jurídicos que justifican su decisión en contra de esta iniciativa del alcalde. Advirtió a sus colegas concejales sobre los vicios de ilegalidad que presenta, y les formuló la pregunta  ¿cuál habría sido la posición del resto de los concejales si esta solicitud la hubiere hecho el exalcalde Miquel Cocchiola?.
 
Para finalizar, la concejal de VP aclaró que su único propósito es cumplir con su responsabilidad de velar por los verdaderos intereses del municipio, y advirtió “espero que por cumplir con la función para la cual fui electa por los valencianos, ahora no se pretenda impedir que asista a las sesiones de Cámara convocándolas subrepticiamente entre gallos y medianoche, como ya ha ocurrido en el pasado”
Nota de prensa.