Familiares de presos políticos solicitan a la Cruz Roja verificar su estado de salud

Familiares de los presos políticos  y miembros de la Coalición por los Derechos Humanos y la Democracia, en el marco del Proyecto Libertad, acudieron este viernes a la sede del Comité internacional de la Cruz Roja, en Caracas, para solicitar los buenos oficios de esta institución ante la sede de Sebin de El Helicoide, para atender las afecciones de salud de quienes permanecen privados de libertad, víctimas del retardo procesal, tratos crueles, tortura física y psicológica.

El documento entregado ante el Comité Internacional de la Cruz Roja detalla que las condiciones de tortura y encierro de los presos políticos, han generado distintas patologías, “que van desde ACV, diferentes trombosis, parálisis parcial del cuerpo, hipertensión osteoporosis, problemas de salud bucal hasta cirugías y tratamientos especializados, entre otras afecciones que les afligen”.

Marbelis Pernía, esposa del funcionario de Polichacao, Reggie Andrade, solicitó a la Cruz Roja “su intermediación para brindar la atención médica que no le dan a nuestros familiares. Vinimos hasta acá para pedir lo que el Estado no es capaz de hacer, que es garantizar la salud y la vida de personas permanecen tras las rejas, porque son inocentes. Mi esposo padece de vómitos, bacterias en el estómago y en la piel. Como él existen decenas de personas en cautiverio con múltiples afecciones, que deben ser tratadas con urgencia”, destacó Pernía.

Vidas en peligro

A su lado estaba Carmen Alicia Gutiérrez, esposa del coronel José de Jesús Gámez, quien se encuentra retenido en la cárcel 26 de julio del estado Guárico. “Pido a la Cruz Roja que constate la salud de él, porque presenta delgadez extrema. Además es hipertenso. Las condiciones de encierro han empeorado su situación.

Por eso exigimos al Gobierno que no sólo permita a la Cruz Roja brindar el servicio asistencial que ellos requieren, sino que también se cumpla con el debido proceso para que sean excarcelados porque son inocentes”, apuntó Gutiérrez.

Ante la sede del Comité Internacional de la Cruz Roja también acudió la Lilian Tintori, activista de derechos humanos y esposa del líder venezolano y preso de conciencia Leopoldo López. La petición es clara: libertad para todos.

“Leopoldo es un preso de conciencia, pero con él hay 380 que son inocentes. No podemos luchar sólo por uno. Todos deben salir en libertad plena. Desde la Cruz Roja pedimos auxilio y le decimos que saquen a estas personas de las cárceles, porque pueden morir en ellas. Están llenas de ciudadanos inocentes que pueden cometer actos de desesperación atentando contra sus vidas. Estamos en la Cruz Roja porque estamos jugándonos la vida. Estas personas pueden morir en cautiverio”, clamó Tintori rodeada de los familiares de presos políticos.

Nota de prensa.