Columna Visión y Opinión Claves del Magnicidio por Jesús Santander

La reelección el pasado 20 de mayo del Presidente Nicolás Maduro, así como el anuncio de la recuperación económica ha traído como consecuencias las medidas extremas de los sectores radicales de la oposición venezolana y por supuesto la desesperación de quienes han apostado al derrocamiento del gobierno Chavista, que no es otro que el poder de las Trasnacionales Norteamericanas y Europeas, expresadas en el gobierno de Donald Trump, Juan Manuel Santos y demás gobiernos cómplices del terrorismo.

El Magnicidio frustrado en contra del Presidente Nicolás Maduro, el tren ministerial y demás poderes del Estado, ejecutado el pasado 4 de agosto, con cargas explosivas en dos aeronaves no tripuladas, conocidas como Dron, es la muestra de lo que son capaces los sectores radicales, trajeron nuevas formas de violencia paramilitar y terrorista, propias de la narco política colombiana, asesinatos selectivos, en este caso, pretendieron ejecutar el Magnicidio en contra del presidente Nicolás Maduro, acto que debe ser rechazado por todos los sectores políticos del País y de los países del mundo, Venezuela el pasado 4 de agosto fue víctima de Terrorismo paramilitar, no es cualquier ataque, ha sido un atentado en contra del Presidente Maduro y el Estado Venezolano, quien no se pronuncie quedará como cómplice ante la historia contemporánea de Venezuela, la que hoy está escribiéndose.

Lo que no han logrado con votos (Oposición), lo quieren lograr con medidas desesperadas, buscando intervención militar extranjera, golpes de estado, guarimbas, paro nacional y lo que hoy vimos como Magnicidio. Amiga y amigo lector, la democracia se basa en reglas, el voto es la herramienta para cambiar a los gobernantes, las demás formas antes mencionadas traen es violencia, muertes, ahogamiento y torturas, no se deje engañar, el pueblo de Venezuela voto mayoritariamente por la reelección de Nicolás Maduro, es hora de seguir avanzando, hay un problema grande con la oposición, que es la falta de liderazgos, falta de propuestas y mucha desilusión, porque todo lo que le prometieron y le siguen prometiendo que va a suceder no se concreta, mientras que en el chavismo hay unidad, hay un plan de Gobierno y un líder gobernando, Nicolás Maduro ha vencido todos los obstáculos que se le han presentado, y el magnicidio es un episodio más de la violencia, que no puede ser minimizado ni olvidado, el 4 de agosto de 2018 debe ser la fecha que recordaremos como el fracaso del Magnicidio.

La gota que ha derramado el vaso del desespero, tanto de la dirigencia violenta de la oposición, como de sus amos imperiales y el paramilitarismo colombiano, ha sido el anuncio de la recuperación económica del País, con medidas fuertes, pero que llevan consigo el subsidio directo de las mayorías a través del carnet de la Patria, lo que afectará de manera directa al Gobierno Colombiano, que vive de las mafias del Bachaqueo y la extracción de productos venezolanos, a partir del 20 de agosto comienza la debacle del Gobierno Colombiano, chulo de las riquezas de Venezuela.

De todo un poco:

.- Universidad de Carabobo, antro de corrupción: Lo que sucede dentro de la Universidad de Carabobo solo puede describirse como la descomposición de sus estructuras administrativas, producto de un ladronísmo sin precedente en la historia del Alma Mater, ojo, no solo se robaron los recursos de la Universidad, sino que desde la oficina de Asuntos Estudiantiles, que tutela Pablo Aure, extorsionan a los estudiantes que requieren legalizar sus papeles, venden los títulos, alteran calificaciones, solo con el fin de hacerse de dinero a costas del desespero de los universitarios, Dios los perdone.

Recuerde sintonizar de lunes a viernes, de 8:30 a 10:00pm, su programa radial, Visión y Opinión, por Unión Radio 105.3FM,  moderado por este servidor, Jesús Santander,

Email: jesusalbertosantander@gmail.com Twitter/Instagram: @jesusantanderL