Dos bancos relacionados con Venezuela incluidos en sanciones de EE. UU. contra Irán

El gobierno del presidente Donald Trump sancionó el lunes a más de 700 individuos y compañías vinculadas con Irán, entre ellas un puñado de empresas que operan desde Venezuela y que durante años ayudaron a Teherán a lavar dinero.

Las medidas anunciadas el lunes son parte de una “campaña de presión económica sin precedentes” para forzar a Irán dejar de lado definitivamente su programa nuclear y a que deje de apoyar a organizaciones terroristas como el Hezbolá, anunció el secretario de Estado, Mike Pompeo, en una rueda de prensa.

Entre las entidades sancionadas están tres compañías con operaciones en Venezuela que durante años han permitido a Irán evitar las sanciones, dijo en una entrevista Roger Noriega, ex subsecretario de Estado para el Hemisferio Occidental.

“Estas compañías forman parte de la plataforma que Irán había construido en Venezuela”, dijo Noriega en una entrevista. “Esta red de bancos y compañías le había dado a Irán una presencia física [en Venezuela], que usan para burlar las sanciones”.

Aunque la red es mucho más extensa que las entidades citadas, las sanciones castigan a las compañías más importantes en esa plataforma: el Banco Internacional de Desarrollo (BID), el Iran-Venezuela Bi-National Bank y Petropars.

El Banco Internacional de Desarrollo y el banco binacional encabezan desde hace años la infraestructura financiera iraní en Venezuela, y eran usados por las otras compañías de la red para burlar las sanciones.

Otras empresas iraníes creadas en Venezuela como resultado de los más de 186 acuerdos de cooperación comerciales firmados entre los dos países bajo el régimen de Hugo Chávez, crearon la infraestructura industrial para legitimar los fondos de la red.

Petropars, servía para darle realce en el papel a las supuestas operaciones industriales de Irán en Venezuela, en lo fundamental porque servía de enlace con la estatal Petróleos de Venezuela.

Petropars, que está mencionada en la investigación Papeles de Panamá, firmó varios acuerdos de emprendimientos conjuntos con PDVSA para el desarrollo de proyectos gasíferos en Venezuela.

Con información de El Nuevo Herald.