México deportará a migrantes que intentaron cruzar de manera ilegal muro con Estados Unidos

México deportará a los migrantes que este domingo intentaron cruzar el muro con Estados Unidos por varios puntos de Tijuana, en una serie de actos que llevaron a que la policía estadounidense les lanzara gas lacrimógenos, sin que hasta el momento se reporten heridos o víctimas fatales.

“El Instituto Nacional de Migración (INM) va a actuar y proceder a la deportación inmediata de personas” que participaron en estos altercados, dijo hoy en entrevista con Milenio TV Alfonso Navarrete, titular de la Secretaría de Gobernación (Segob)

Unos 500 migrantes centroamericanos se lanzaron este domingo sobre la valla fronteriza que divide a México de Estados Unidos en Tijuanapero desistieron de cruzar al ser alcanzados por gases lacrimógenos desde el norte, al tiempo que los estadounidenses cerraron la frontera.

Desesperados de estar hacinados en un albergue, al menos 500 migrantes que participaban en una manifestación desde el albergue en el que están unos 5.000 centroamericanos se separaron de la marcha, que sumaba unas 1.000 personas, y se lanzaron, sin éxito, hacia la línea fronteriza de Estados Unidos.

Helicópteros estadounidenses sobrevolaban cerca de la frontera, controlando los intentos de cruzar de los migrantes y lanzado gases lacrimógenos. Poco después, los helicópteros cruzaron el límite y sobrevolaron el lado mexicano, constató AFP.

Desde México se escuchaban el resonar de las sirenas de la patrullas fronteriza estadounidense que recorrían hacían recorridos levantando una nube de tierra en esta desértica zona.

Tras la sorpresiva intentona de los migrantes, la agencia de aduanas y de seguridad fronteriza de Estados Unidos decidió cerrar el paso fronterizo con Tijuana, tanto de vehículos como de peatones.

El presidente estadounidense Donald Trump ha advertido que no permitirá que pidan refugio quienes crucen de manera ilegal y ha amenazado con cerrar los más de 3.200 km de frontera con México.

Trump también presiona para que México albergue a los migrantes mientras esperan a que su caso de solicitud de asilo sea procesado en Estados Unidos.

Con información de El Comercio.