AMLO no cree en la reelección, actuará sin odio y apostará a la reconcialiación

Andrés Manuel López Obrador fue muy enfático durante su primer discurso como presidente de México este sábado en el Congreso de la República: Nunca dará la orden de reprimir al pueblo.

Sus palabras estaban centradas en cambiar radicalmente las políticas que se venían implementando durante el gobierno de Enrique Peña Nieto quien entregó la banda a la máxima autoridad del Congreso y cederla a López Obrador que ganó la presidencia con más de 30 millones de votos.

Combatir la corrupción, la impunidad, manejar la austeridad dentro de su propio gabinete tomando como ejemplo que decidió disminuir su salario además de poner a la venta el avión presidencial así como los helicópteros.

Actuará sin odio, apostará a la reconcialiación y no cree en la reelección.

En dos años y medio se someterá a una consulta popular y preguntará al pueblo si desean que siga al frente de su cargo.

Durante su discurso procedió a saludar a las delegaciones y presidentes presentes. Uno de los invitados fue el presidente de Venezuela Nicolás Maduro y aunque estuvo ausente en el Palacio Legislativo, al momento de ser nombrado la mayoría los diputados del PAN gritaron reiteradamente desde sus curules la palabra: “dictador” mientras que los del partido Morena aplaudían su presencia en México.

Los panistas desplegaron una pancarta para rechazar que el presidente Maduro esté en territorio venezolano.

Se conoció que el presidente venezolano se reunirá con Obrador en el Palacio Nacional.