Carabobeños hacen largas colas para conseguir gasolina

Ya son cuatro semanas que se cumplen este 21 de diciembre desde que la escasez de gasolina afecta a los carabobeños, una constante que se repite, sobre todo, los fines de semana. Se observan largas colas de vehículos a los costados de la autopista regional del centro, Variante Bárbula San Diego, Autopista del Sur, avenida Bolívar norte de Valencia entre otros lugares.

Liset Medina, habitante del municipio Naguanagua, hacía cola para abastecer su vehículo que ya marcaba el tanque en reserva, en la estación Bosqueserino ubicada la Variante Bárbula-San Diego. Comentó que desde las seis de la mañana llegó al lugar con la esperanza de conseguir combustible, sin embargo, la estación no tenía para despachar, esperaban que llegara una gandola para iniciar con el llenado del derivado del hidrocarburo.

Medina aseveró que perdió su día de trabajo pues ya su carro no cuenta con gasolina. “Me toca quedarme aquí ya no puedo rodar más, me consumí hasta la reserva. No pude ir a trabajar”.

Roger Briceño también esperaba para abastecer su vehículo con gasolina. Inició la fila a las 5:00 am sin la seguridad de que la gandola con combustible llegara. “Aquí nos dijeron que no tienen, pero que están esperando que venga una gandola, de aquí no me muevo porque ya no tengo como manejar porque ya estoy en la reserva”.

Luis López quién viajaba desde Barinas hasta Valencia, inició la cola en la estación El Bohio, comentó que en el camino hasta la capital carabobeña no pudo cargar combustible. “Aquí ya tengo hora y media, y gracias a Dios llegué hasta esta bomba”.

Un trabajador de la estación El Bohio que no quiso identificarse manifestó que el combustible llegó a las 5:00 am de este jueves y que podría alcanzar hasta las 4:00 pm. También indicó que estaban a la espera de otra gandola procedente del llenadero de Yagua.

En el recorrido realizado por Noticiero52 se pudo observar en el llenadero de Yagua, varias gandolas esperaban entrar al lugar.

En Valencia las colas también se hicieron presentes. En la estación de servicio Michelena llegó el combustible, y muchos conductores tuvieron que recurrir a este lugar. La fila de carros se tornaba interminable.

 

Noticiero 52