Comercios de Valencia siguen sin abrir en los primeros días del año

El 90 por ciento de los negocios del casco central de la ciudad y de las principales avenidas de Valencia, mantuvo sus puertas cerradas este martes dos de enero, por lo que la afluencia de clientela también estuvo ausente.

Tanto en el centro como en las principales avenidas solo se apreciaron abiertas las entidades bancarias, y como había de esperarse, con un gran número de clientes esperando para ser atendido.

Los servicios de los cajeros automáticos también fueron requeridos, pero en la mayoría de los casos en vano, porque solo estaban dando saldo.

Farmacias, panaderías y estaciones de servicio también estuvieron a disposición del público, con las limitaciones del caso existentes, producto de la crisis económica que se vive en el país.

En la oficina del Banco de Venezuela ubicada en la calle Libertad, del centro de la ciudad, personas de la tercera edad se quejaban por el hecho de que estaban haciendo cola desde temprano, y a media mañana les dijeron que no había dinero disponible.

Sentado en la acera con cara de cansancio, Isidro Pernalete, señaló que de nada vale que le asignen una pensión a una persona, si cuando va al banco no hay dinero en efectivo.

Virginia de Sandoval señaló que en diciembre no fue a buscar sus reales de la pensión, porque estaba enferma y no se atrevía a hacer la cola en esas condiciones. Ahora que se repuso se encuentra con la sorpresa de que no hay dinero en efectivo.

“No es justo esto que está pasando, se están burlando de uno”, comentó mientras otras señoras la apoyaban en su comentario.

 

El Carabobeño