La falta de efectivo ensombrece el fin de año en el terminal del Big Low

La noche de este 29 de diciembre, era baja la afluencia de pasajeros en el terminal del Big Low. Pocos se disponían a realizar un viaje por fin de año y la falta de efectivo y los altos costos de los pasajes eran el argumento recurrente

Algunos de los destinos donde se veía un número relativamente considerable de personas eran Barinas, Cumaná, Valera y San Cristobal.

El autobús con destino a San Félix, estado Bolívar, llevaba al menos cinco horas esperando pasajeros para salir,  aseguró Miguel Silva, conductor de la unidad.

Silva culpó a la escasez de efectivo de la ausencia de personas. Esto se suma al costo de los pasajes, por encima de los 200 mil bolívares, que solo en algunos casos pueden ser cancelados con transferencias o puntos de venta en ciertos establecimientos.

El conductor aseguró que  siempre tratan de buscar una solución para que las personas puedan viajar. “Hemos hecho hasta recolectas para las personas con urgencias de llegar a su destino puedan hacerlo”.

El pago en efectivo es de gran ayuda para ellos, reconoció Silva. Al momento de comprar un repuesto para el vehículo, los distribuidores se los exigen.

Sin viajes

Algunas unidades no habían realizado su primer viaje este viernes. El año anterior, a esta fecha, se hacían unos tres viajes diarios.