Tarifas de pasajes en terminales aumentó cuatro veces en tres meses

La afluencia de pasajeros a los terminales de autobuses caraqueños que cubren las rutas hacia oriente y occidente del país en épocas decembrinas ha disminuido en comparación con años anteriores, pero no los precios. No obstante, los puestos en las unidades se agotan rápido, en parte debido a la variación de las tarifas. En La Bandera, algunos usuarios que esperaban para abordar el bus que los llevaría a su destino denunciaron que un porcentaje de los puestos se vende con sobreprecio a las afueras de las taquillas a pesar de que se trata del mismo transporte.

“Viajo casi todas las semanas de Barquisimeto a Caracas y he visto que ellos tienen una mafia ahí. De 50 puestos que el bus declara, venden 30 al precio de taquilla y los demás se los dejan a los revendedores de afuera que inflan el precio. Uno le reclama a la persona de la taquilla, a los policías, a la guardia y a los encargados del terminal, pero nadie hace nada al respecto” aseguró Jesús Mendoza.

Señaló Mendoza que los precios han subido hasta 4 veces solo en meses y que espera que aumenten de nuevo. “Hace 3 meses el pasaje para Barquisimeto costaba 15.000 bolívares, ahora pasa de los 60.000 bolívares en la taquilla, porque por fuera está en 90.000 bolívares. En las próximas semanas lo más probable es que suba de nuevo”, dijo.

Los principales destinos en La Bandera son Barquisimeto, Maracaibo, El Vigía y Táchira, de los cuales la mayoría de las tarifas pasaban de los 200.000 bolívares en las afueras de las taquillas, como en el caso del boleto para Barquisimeto, que se anunciaba en 60.000 bolívares en la taquilla y en 90.000 bolívares afuera. Al mismo lugar costaban 300.000 bolívares en carros por puesto.

En el Terminal de Oriente, los destinos con mayor demanda eran Maturín, Puerto la Cruz, Cumaná y Puerto Ordaz, con tarifas que oscilaban entre 85.000 bolívares y 97.000 bolívares. El costo también variaba en las afueras de las taquillas, donde se encontraban por encima de los 190.000 bolívares para los mismos sitios. Para vender los boletos, la mayoría de las taquillas solo aceptaban dinero en efectivo; solo había una que recibía la mitad del pago a través de tarjeta de débito, lo que ocasionaba problemas en la adquisición del pasaje además de una gran cola.

A pesar de los altos precios de los tickets y de las dificultades que implica viajar, los usuarios siguen optando por salir de Caracas en diciembre. “Se ha visto menos afluencia de gente en comparación con años anteriores, pero igual es diciembre y hay gente que espera todo el año nada más para viajar; no gasta en vacaciones ni en nada sino que espera hasta Navidad para hacer su viaje” señaló un colector del terminal.

Comentó también que las tarifas de este año se han incrementado significativamente con respecto a las de 2016, debido al aumento de los precios del mantenimiento de los vehículos. “El año pasado los pasajes rondaban los 4.000 o 3.000 bolívares, este año ya superan los 80.000 bolívares. Pero a pesar de todo, si uno ve el precio de los cauchos, del aceite, los repuestos y todo lo que implica mantener una camioneta de estas, los precios de los pasajes no están tan caros”