Ventas de empanadas en El Palito cayeron 70%

Las famosas empanadas del sector El Palito de Puerto Cabello ya no son una opción para los turistas que tienen la tradición de ir a las costas carabobeñas cada primero de enero. La razón: el alto costo de este alimento que ronda desde los 35 mil a los 40 mil bolívares.

Para las 10:50 am de este primero de enero Gisela Valles, vendedora de empanadas, sólo había vendido cuatro de estas. En años anteriores a esta misma hora ya había comercializado mas de cien empanadas.

Valles manifestó que los ingredientes para la preparación del producto se han elevado de tal modo que se le hace imposible comprarlos. En el mes de octubre la alcaldía del municipio porteño vendió un combo que constaba de tres bultos de harina y dos galones de aceite, no obstante esta cantidad no fue suficiente y para diciembre tuvo que pagar a los denominados “bachaqueros” por un bulto de harina, un millón de bolívares. El costo de la carne, el cazón y el queso supera la barrera de los 350 mil bolívares. El aceite lo adquiere en 170 mil bolívares.

Carmen Yolanda Rodríguez, comerciante de empanadas desde que tenía ocho años, manifestó que no se había visto una crisis parecida. Comentó que desde hace dos años es que se ha acentuado la baja en las ventas, un 70% según su cálculo.

La mujer que hoy tiene 62 años indicó que los afectados son los consumidores porque se les golpea el bolsillo. “Hoy tenemos que vender una empanada en 35 mil bolívares. La gente ya trae su comida, hoy he vendido sólo seis empanadas y 12 refrescos”.
Ambas consultadas coincidieron en que “Lo único que no nos has quitado Maduro es la alegría. Ya no tenemos como llevar comida a nuestras casas”.

También repudiaron que desde hace dos meses no reciben el beneficio de las bolsas Clap y que la entrega de juguetes fue un “fraude” pues los mismos no eran de buena calidad y algunos ni siquiera servían. Hubo casos en que a niñas le dieron regalos para niños y viceversa.

Denunciaron que en Puerto Cabello prevalece la corrupción pues no se explican como en una ciudad, donde llegan los alimentos y son distribuidas al resto del país, haya escasez de comida.

El llamado que hacen estas trabajadoras es que en 2018 mejore el panorama.

 

Noticiero 52