Ahora para el venezolano es todo un lujo comerse un simple heladito

El venezolano muchas veces debe pensarlo dos veces para salir a disfrutar de un día en familia así sea hasta para comerse un helado. Y es que en algunos sitios ofrecen comerse una barquilla sencilla de una sola porción en al menos 15 mil bolívares.

Actualmente el sueldo mínimo en Venezuela se ubica en 40 mil bolívares, en medio de un país prácticamente dolarizado donde el precio del mismo ya casi ronda los 10 mil por dólar de acuerdo al BCV para este martes.

Sin embargo el mal llamado “dólar negro” o paralelo ya supera los 12 mil para este mismo día.

Una malteada puede ubicarse desde la más sencilla en casi 30 mil y la más elaborada alcanzar los 50 mil. Estos precios son en la Gran Valencia y pueden variar dependiendo del sitio.

Ahora si lo que quieren es comer algo rápido como una hamburguesa, los precios varian por combo. Los clientes tienen desde las más sencillas hasta otras con un toque distinto: camarón.

Desde 50 mil hasta sobrepasar los 70 mil y acompañado de papas puede ser una opción ideal para un noche amena.

La parilla también es otra opción que algunos pueden comprar y compartirla en medio de alguna salida. El precio se puede ubicar en casi 150 mil bolívares y trae al menos 1 kilo de carne de lomito, pollo, chorizo, papas, aguacate, queso a la plancha entre otros dos contornos más. Esta opción se puede encontrar en un reconocido centro comercial en Naguanagua.

Algunos ya cobran las opciones de su menú o en dólares o al cambio en bolívares. Las redes sociales es un indicativo de eso.

Por ejemplo si alguien decide adquirir parte de su mercado de proteinas algunas cuentas en otros estados del país ofrecen combos por ejemplo de 5 kilos entre carne, pollo y chuleta queso blanco, un cartón de huevos en 25 dólares.

Experto: El dolar ya no tiene razón para estar controlado.

El economista Carlos Ñañez explicó hace algunas semanas que el dólar ya no tenía razón para estar controlado porque la situación actual del país no lo permite.

Estas declaraciones fueron durante el “Taller de Comunicación Eficaz” en la ciudad de Valencia.

Advirtió que el dólar podría llegar en 30 mil bolívares.

Explicó que en las últimas dos semanas del mes de junio y las primeras de julio se ha registrado una inyección de gasto público y hay mayor cantidad de bolívares en la calle que presiona al tipo de cambio que estaba subvaluado.

Indicó que en una nación donde el dinero desaparezca como institución social también desaparece las reservas de confianza y libertad.

“Se debe mantener la calma e intentar vivir un día a la vez además de emplear el efecto de túnel, que genera la escasez, para hacerse más eficiente en la supervivencia diaria”.

Foto: El Estímulo.