Al menos 10 leyes son aprobadas por la Asamblea Nacional

Durante el 2018 la Asamblea Nacional aprobó seis leyes en segunda discusión, cuatro en primera, y se inició la segunda discusión del proyecto de Ley de Recuperación de Activos Producto de la Corrupción; y en cuenta el de la Ley Orgánica de Transparencia y Acceso a la Información.

El presidente de la AN, Omar Barboza, informó que fueron tratados, investigados y condenados por el ente legislativo lo que calificó como los más “escabrosos” casos de corrupción en la historia de Venezuela, que en su mayoría están ligados a la complicidad del narcotráfico, situación que consideró ha generado la grave crisis que hoy afecta la calidad de vida de los venezolanos y que ha motivado la diáspora de millones de compatriotas.

Indicó que pese a las dificultades, los diputados de la AN cumplieron con el compromiso que tienen con sus electores y con el pueblo de Venezuela. Se continuó con la estrategia legislativa de constituir un banco de leyes sancionadas al aprobarse en segunda discusión. “Sin enviarlas para su promulgación al Ejecutivo Nacional hasta tanto se produzca en Venezuela el cambio político por el cual luchamos” para tener una base jurídica adelantada que sirva de fundamento legal para la reconstrucción del país. Destacó como logro fundamental el haber preservado la legitimidad del ente legislativo, que aseguró “va a ser el poder legitimador del cambio”.

Aseguró igualmente tener la confianza de que la nueva directiva de la AN sabrá valorar y defender la legitimidad de esta institución y su capacidad para que el parlamento cumpla un papel protagónico en el cambio político.

Señaló que la gestión parlamentaria de 2018, estuvo signada por las limitaciones derivadas del supuesto desacato, así como la falta de asignación de recursos para el funcionamiento de la institución y la apropiación del gobierno de los necesarios para remunerar la labor de los diputados.

En materia de Derechos Humanos, resaltó los acuerdos aprobados con relación al caso del diputado Juan Requesens, la muerte en situación muy irregular del preso político Fernando Albán en las instalaciones del Sebin. Se aprobó repudiar el asesinato de Óscar Pérez y otras personas. Se condenó la judicialización de la protesta laboral y la libertad sindical en los casos de Rubén González, secretario general del Sindicato de Trabajadores de Ferrominera, y de nueve trabajadores más por defender sus derechos laborales.

Asimismo se aprobaron acuerdos en defensa de la libertad de expresión cada vez más amenazada y limitada. Se acordó dirigirse al Alto Comisionado para los Refugiados (Acnur) para que se tomaran medidas dirigidas a la atención de los desplazados venezolanos.

Además, se pronunció la Asamblea Nacional a favor de un corredor humanitario en la frontera venezolana. “Esta crisis ha sido causada por la decisión de los que hoy gobiernan a Venezuela de no someter al control constitucional el uso de los recursos de todos los venezolanos, de las reservas internacionales que han agotado, el endeudamiento público, y las decisiones que condujeron a la quiebra de casi todas las empresas del Estado, empezando por Pdvsa”, señaló.

Agregó que una demostración adicional del propósito del Gobierno nacional de manejar los recursos públicos sin ningún control y total opacidad, fueron los “eternos” Decretos de Emergencia Económica, que a su juicio, no han resuelto sino agravado al máximo la situación de la economía nacional. La aprobación del presupuesto de la nación por la ANC, que no le corresponde constitucionalmente “mantiene a Venezuela con un Presupuesto Nacional clandestino”, advirtió.

 

Información de El Universal.