Casado le niega la abstención a Sánchez: “Ya le conocemos, usted no es una persona de fiar”

El PP no puede “facilitar su investidura, porque esa investidura sería perjudicial para España.”

Sánchez pidió  a Casado que se abstuviese, pero este le ha  negado su apoyo.

El líder del Partido Popular, Pablo Casado, ha negado a Pedro Sánchez su apoyo en el debate de investidura que ha arrancado este lunes, pero le ha tendido la mano en cuestiones de Estado. El principal motivo esgrimido por el presidente de los populares ha sido la posición de Sánchez respecto al independentismo catalán, que, considera, sigue siendo su socio para gobernar y volverá a serlo de ser reelegido presidente.

“No estamos de acuerdo con que intente hacer responsable a su oposición de que usted no llegue a un acuerdo o no quiera hacerlo público”, ha dicho el presidente de los populares.

Sánchez, en su contestación a Casado, ha insistido en pedirle su abstención para “evitar que el independentismo tenga la llave del Gobierno”. “Haga un ejercicio de coherencia y absténgase para que no nos veamos abocados a un nuevo bloqueo”, ha apuntado.

El pulso dialéctico entre ambos líderes ha continuado con la nueva réplica de Casado, que le ha espetado que “no es una persona de fiar”. “No es una persona cuyos actos hayan mostrado una coherencia suficiente como para que nuestro grupo parlamentario le dé su apoyo”, ha explicado. “Si nos llega a insultar un poco más igual decidimos abstenernos”, ha ironizado.

Casado, por otra parte, ha dudado de que Sánchez quiera ser investido presidente del Gobierno esta semana. También ha afeado al ahora presidente en funciones que durante su discurso, que ha abierto la primera jornada del debate, no se haya referido ni a Cataluña ni a sus socios de Unidas Podemos.

“Dos horas de discurso para no decir nada; dos horas sin ver el enorme elefante amarillo que está en el centro del hemiciclo”, ha dicho, en referencia a la falta de alusiones a Cataluña por parte de Sánchez. La intervención de Casado ha comenzado a las 16.00 horas, tras el receso que se ha realizado después del discurso de Sánchez.

“No se ha referido a Podemos ni a sus socios independentistas”, ha dicho Casado. Tras ello, ha añadido: “No sabemos si su pareja se ha quedado sin sillas o usted sin su pareja de baile”, en referencia a las negociaciones que ha mantenido el PSOE con Unidas Podemos, con quien, por el momento, no ha logrado alcanzar un acuerdo.

Sánchez, sin apenas referencias a sus socios

El presidente del Gobierno en funciones ha explicado esta mañana durante su intervención muchas ofertas de pacto de Estado, pero no ha dado pistas sobre su oferta de gobierno con Podemos. En peor situación ha quedado Cataluña, para la que no tuvo ni una sola palabra atractiva a oídos de los independentistas y a la que sólo se refirió de forma indirecta, al comparar la estrategia secesionista con la fracasada del brexit.

Los compromisos sociales de los que Sánchez hizo gala desde el estrado no han entusiasmado a los diputados de Podemos, quienes sólo han aplaudido el recuerdo que ha tenido el presidente del Gobierno con las dos últimas víctimas de la violencia de género, lo que da una idea de las dificultades que existen entre socialistas y morados para cerrar un acuerdo programático de gobierno.

Al filo de las dos horas del discurso de investidura han llegado las primeras palabras del candidato del PSOE que iban dirigidas a Podemos y no han sido nada halagüeñas, ya que le han servido para constatar que no será sencillo alcanzar “un punto de acuerdo” con los morados en este decisivo momento de la legislatura.

“Nada que merezca la pena es fácil, y lo que tenemos por delante merece mucho la pena”, ha dicho Sánchez mirando por primera vez al escaño de Pablo Iglesias, quien intervendrá esta tarde después del discurso del  líder de Ciudadanos Albert  Rivera.