“Comer saludable no es aburrido” y así lo demostrará talentosa pareja venezolana

El reconocido refrán “el amor entra por la cocina”, es la mejor forma de describir a esta pareja de venezolanos que tienen más de 4 años dedicados al arte culinario. Se trata de Stefano Parisi y su esposa Laura Granadillo, quienes aseguran que su pasión por la cocina los ha motivado a innovar y estar constantemente preparándose en el área.

“Esta pasión viene en las venas, uno nace para eso, cuando haces las cosas con amor, temple y responsabilidad, uno día a día se va enamorando de la gastronomía y busca mejorar”, expresó Parisi durante una entrevista realizada por Sandy Aveledo, para la sección de emprendimiento.

Parisi  es Chef cocina y maestro panadero, se especializa en cocina venezolana, mediterránea e italiana. Recalcó que entre las últimas tendencias, se encuentra la “Cocina de Vanguardia” .

“Eso es lo que se está estilando ahorita en la mayoría de los restaurantes importantes del país y del mundo, son platos científicamente comprobados en la parte gastronómica, lleva una alimentación balanceada, un 50% debe ser proteína y el otro 50% restante debe incluir una crema, una salsa, un cereal y un vegetal”, detalló el chef.

Por su parte, Laura Granadillo, es sous chef de pastelería y maestro pastelero, resaltó que “comer saludable no es aburrido”, prueba de ello, será el taller que dictarán próximamente, estará divido en cuatro módulos y enseñarán las diversas alternativas para que usted y su familia puedan hacer buenas elecciones en la cocina.

“Comer es sagrado, no es nada más comer en la mañana, al mediodía y en la tarde, es para disfrutarlo, nosotros trabajamos muchísimo, por lo que merecemos comer sabroso y saludable”, sentenció la experta en pastelería.

Pasión que supera obstáculos

Ambos debieron atravesar diversas situaciones hasta dar con su pasión por la cocina. Parisi relata que a temprana edad se sentía atraído por la gastronomía, sin embargo “habían unos lineamientos de la cultura europea con los que yo crecí, no me dejaban entrar a la cocina, llegó el momento en que me rebelé, comencé a cocinar y me encantó”.

Recalcó que al casarse comenzó a cocinar, entre risas aseguró que fueron dos amores que llegaron juntos.

Granadillo narró su vivencia, explicó que es Licenciada en Relaciones Industriales, pero su admiración por la pastelería le robaba el sueño, añadió que “siempre me han gustado los dulces, me encanta el chocolate, soy fanática número 1 de las tortas, así fue como en primer lugar me gradué como maestro pastelero”.

La joven pastelera explicó que en su especialidad se requieren seguir más detalles que en la cocina, “las proporciones en las recetas deben ser más exactas, es más preciso, en la cocina a ti queda un poquito simple y juegas con la sal, en la pastelería debes respetar las recetas”.

Lo cierto del caso, es que como en la vida misma, todo se basa en buscar un equilibrio, es así como esta pareja se complementa en sus pasiones, mientras él adora cocinar platillos para un almuerzo o cena, ella se encarga de endulzar cada ocasión, de esta manera, unieron fuerzas y crearon su cuenta en Instagram @DelicatesesPG.

A través de este espacio en las redes sociales, divulgan detalles sobre sus talleres de comida saludable, cursos para niños, adultos, e incluso dan a conocer una de sus más recientes alternativas, que se basa en dar clases desde la comodidad del hogar de sus clientes. Para mayores detalles pusieron a disposición de nuestros lectores el número telefónico 0414-416-59-47.

Texto: @ZueliaParrac @Pedrosaturnofotos

No dejes de leer:https://www.sandyaveledo.com/enfermeros-presentaron-tabulador-dolarizado-a-vicepresidencia-de-la-republica/