Deserción estudiantil aumenta en las Universidades venezolanas

En un contacto telefónico en el Programa “Desde La Cabina”, Amalio Belmonte, Secretario General de la Universidad Central de Venezuela (UCV), aseguró que la deserción estudiantil en las universidades venezolanas ha aumentado considerablemente desde el año 2017, debido a la situación de crisis que atraviesa el país.

Belmonte informó que hasta el año 2017, en el caso de la UCV, la deserción se mantuvo en un 4,5%, llegando en algunos casos a 5%, representada en ese momento por el abandono de las aulas de clase, actualmente el valor se ubica en 32%, “ahora comenzó con los estudiantes de medicina y ha ido aumentando, evidenciando dos factores: los que egresan y se van inmediatamente del país y los que no pueden continuar”.

Al referirse a las causas de este problema, recalcó que inicialmente representaba un tema vocacional, el cual era atendido internamente por las casas de estudios, sin embargo, ahora “Es muy difícil, trasladarse a la universidad, satisfacer necesidades primarias, adquirir los materiales, entre otros aspectos, seguir y continuar en la universidad se hace mucho más difícil, se inscriben 100 y comienzan 40 estudiantes”.

En todas las universidades del país se evidencia un alto porcentaje de deserción y “como los factores que la ocasionan siguen existiendo y se siguen agravando es muy probable que eso aumente”.

Detalló que “existen problemas en cuanto a la situación de las condiciones de trabajo de obreros, empleados y toda la comunidad universitaria, se han desmejorado las condiciones, no solamente referente al sueldo, lo que ha afectado la calidad de vida”.

El Secretario General de la Universidad Central de Venezuela, envió un mensaje de motivación a la población estudiantil, “en la medida que va adquiriendo mayor educación, teóricamente hablando se hace más civilizado y se realiza, el conocimiento viene siendo un factor estimulante”.

Dijo que “es posible cambiar las condiciones que impiden que ellos puedan estudiar con merecen, si se fortalecen intelectualmente pueden fortalecer la conciencia para entender que son agentes de cambio”. Reiteró que desde las universidades se está trabajando con las alianzas pertinentes que permitan atenuar estos efectos negativos.