El COI se da cuatro semanas para definir qué sucederá con los Juegos Olímpicos

El Comité Olímpico Internacional (COI) ha puesto un plazo de cuatro semanas para definir qué se hará con los Juegos Olímpicos de Tokio. El aplazamiento ya está entre las posibles opciones del comité.

“A la luz del empeoramiento de la situación a nivel mundial, la Ejecutiva ha dado hoy el primer paso en la planificación de los posibles escenarios”, dice la nota emitida por el COI.

No es hasta el día de hoy que el comité habla de manera directa de la posibilidad de aplazar los Juegos. En las últimas semanas, miembros de la organización mantenían que el evento iba a disputarse y, además, descartaban el aplazamiento del mismo. Sin embargo, el avance del coronavirus en el mundo ha hecho que se replanteen la situación.

“El COI, en cooperación con el Comité Organizador de Tokio 2020, las autoridades japonesas y el Gobierno Metropolitano de Tokio, iniciará conversaciones detalladas para completar su evaluación de la rápida evolución de la situación sanitaria mundial y sus repercusiones en los Juegos Olímpicos, incluida la hipótesis del aplazamiento”, señala el comunicado.

El COI, además, informó que confían en que en las próximas cuatro semanas podrán tomar una decisión final. Las medidas que tomen dependerán de cómo evolucione la situación del COVID-19 a nivel mundial y, a su vez, de las opiniones y posturas de las distintas federaciones deportivas de cada nación.

Este último punto ha sido un condicionante clave en la nueva postura del COI. En los últimos días, distintas federaciones como la estadounidense, la española o la de Gran Betaña solicitaron el aplazamiento de los Juegos Olímpicos, por lo que el comité, ante dichas solicitudes, se ha visto en la obligación de replantear la conveniencia de disputar los juegos en las fechas previstas.

En un principio, los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 iban a disputarse entre el 24 de julio y el 9 de agosto. Mientras que los Juegos Paralímpicos se harían entre el 25 de agosto y el 9 de septiembre. Sin embargo, el COVID-19 pone en duda, una vez más, la disputa de un evento deportivo.

Con información de El Carabobeño