Honduras se prepara para apoyar retorno de un grupo de migrantes de caravana

Honduras informó hoy que se prepara para apoyar el retorno de un grupo de hondureños de la caravana de migrantes que salió el lunes del país y desistió de cruzar la frontera con Guatemala, a donde ya entró un primer contingente.

Las autoridades hondureñas se preparan para “el retorno de un grupo de hondureños que no cruzaron la frontera, algunos de ellos por no tener su documentación en regla y otros por desestimar esta peligrosa intención y así poner a salvo su vida y la de sus familias”, indicó la Comisión Permanente de Contingencias en un comunicado.

Señaló que en acciones conjuntas de la Fuerza de Tarea de Atención al Migrante y el Instituto Nacional de Migración fueron retenidos menores que viajaban solos y entregados “en custodia” a la Dirección Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (Dinaf), con el fin de garantizar “su integridad personal”.

El Gobierno hondureño instaló este martes centros de asistencia en tres puntos fronterizos con Guatemala para ofrecer “un retorno seguro” a los migrantes que pretendan regresar al país tras decidir no continuar en la caravana, señaló el organismo de protección civil.

Los centros de asistencia han sido instalados en los puntos fronterizos de Agua Caliente, desde donde una parte de la caravana logró cruzar este martes a Guatemala, y son coordinados por la Comisión de Contingencias y la Fuerza de Tarea de Atención al Migrante.

“Aunque el flujo de esta movilización es significativamente menor a la del año anterior, lamentamos que este grupo de aproximadamente 800 personas se expongan al emprender esta ruta migratoria a peligros como la trata de personas, el tráfico, la explotación sexual comercial, entre otros”, enfatizó.

El organismo de protección civil indicó que se mantiene “en apresto para realizar las coordinaciones con el personal que trabaja en campo para cumplir la misión encomendada de velar por la vida de los más vulnerables”.

Alrededor de un millar de hondureños, divididos en dos grupos, salieron el lunes desde la ciudad de San Pedro Sula, al norte de su país, con la esperanza de llegar a México y Estados Unidos.

El primer grupo llegó este martes al punto fronterizo Agua Caliente, resguardado por policías hondureños, donde quedó varado por varias horas para luego dirigirse a Esquipulas.

El otro grupo -que suma unos 500- atraviesa el territorio hondureño, con la idea también de llegar a la frontera con Guatemala. EFE