Incertidumbre ante nuevo sistema cambiario en Venezuela

El funcionamiento de las mesas de cambio en los bancos daría como resultado una tasa promedio ponderada de la compra y venta de divisas que el BCV publicaría como referencia como lo hacía con el Dicom cada día.

En la práctica este sistema sustituye a las subastas del sistema Dicom, que se mantuvo en dos fases: una desde mayo y hasta septiembre de 2017 y otra desde febrero de 2018 y hasta la semana pasada (10 de mayo de 2019).

Pero hoy, cuando la incertidumbre parece haber sido la protagonista de la jornada, no hubo subasta y muy poco trascendió sobre el manejo de las operaciones en las mesas de cambio de los bancos.

Mientras algunos aseguran que este será un mercado para unos pocos grandes bancos, los mediados se preparan. Si bien aún no están listos para participar están haciendo ajustes a lo interno, dijo a Banca y Negocios una fuente del sector.

La resolución 19-05-02 del BCV autorizó a los bancos a «pactar a través de sus mesas de cambio (…) operaciones de compra y venta de monedas extranjeras por parte de las personas naturales y jurídicas del sector privado», que comenzarían a funcionar este 13 de mayo. Sin embargo, hasta las 8:00 pm -hora de cierre de esta nota- el BCV aún no publicaba la tasa promedio de las operaciones del día en las mesas de cambio.

Más tarde el Banco Central de Venezuela (BCV) publicó el tipo de cambio promedio de divisas ponderado, resultante de las operaciones transadas en las Mesas de Cambio.

De acuerdo a la publicación oficial, las divisas alcanzaron los siguientes valores en bolívares:

  • Euro (EUR):           5.914,58
  • Dólar ($US):          5.262,55

Las transacciones iniciarían en Bs 5.202,57 por dólar, que fue el tipo de cambio fijado en la subasta 146 del Dicom, la última hasta ahora.

Esta flexibilización del control cambio es la más reciente adoptada por el gobierno de Nicolás Maduro, tras las sanciones impuestas por la administración de Donald Trump al BCV el 17 de abril y que imposibilitó la participación de empresas en las subastas diarias de Dicom.

A raíz de esas medidas, los bancos que tienen relación con el sistema estadounidense se han negado a procesar transacciones del BCV, ante el temor de amonestaciones de Washington, llevando a Caracas a migrar el sistema a la banca privada.

Solo los bancos con corresponsales en el exterior podrán administrar las mesas de cambio. Aunque se producirá un mecanismo «más transparente, más fluido» en la fijación de la tasa de cambio, en un contexto de falta de divisas por la severa crisis económica «no va haber aumento de la oferta», dijo Henkel García, director de Econométrica a la agencia.

Información de EFE/WTC Radio