La UC lleva más de 130 días sin recibir recursos para gastos de funcionamiento

Las autoridades rectorales llevan más de 130 días imposibilitadas de brindar operatividad para el funcionamiento de la universidad más importante del centro del país.

A las puertas del segundo semestre de 2019, la Universidad de Carabobo se encuentra en una situación presupuestaria extremadamente crítica, acosada además por los problemas de seguridad y daños derivados de la temporada de lluvias a consecuencia de la falta de mantenimiento.

José Ángel Ferreira, vicerrector administrativo, informó que lo único que la UC ha recibido este año ha sido lo correspondiente a una quincena del mes de enero. Explicó que, por ejemplo, la Dirección de Mantenimiento, Ambiente e Infraestructura y por la Unidad de Atención Médica Integral (Uami) no han recibido ni un centavo este año, así como la seguridad y el plan autoadministrado de salud. A pesar de ello, estos servicios han tratado de mantenerse activos gracias al esfuerzo y mística de su personal.

Situación similar afecta directamente al sector estudiantil. Precisó la autoridad ucista que “de un parque total de 60 autobuses sólo están en funcionamiento 11 en Valencia y uno en Maracay, paralizados por no tener recursos siquiera para un simple cambio de aceite, y menos aún para cauchos, baterías y repuestos. El comedor ha operado de forma intermitente ante la ausencia de proteínas que deben ser enviadas por el Ejecutivo. Los servicios médicos estudiantiles están activos, pero sin ningún tipo de recurso material”.

Los montos de las providencias estudiantiles son realmente absurdos, según detalló: “las becas académicas son de Bs. 720 bolívares mensuales; las de preparador son de Bs. 1.800; y las de cultura y deporte, Bs. 900. ¡Y llegaron sus recursos por última vez el 12 de febrero!”, exclamó Ferreira.


El vicerrector explicó esta situación se repite en el resto de las universidades nacionales cuyas autoridades fueron electas democráticamente y cuyos rectores están agrupados en la Asociación Venezolana de Rectores (Averu). “Manejamos información de que esto no sucede en las universidades agrupadas en la Asociación de Rectores Bolivarianos (Arbol). Esto es totalmente injusto, y va más allá de la actual situación política nacional.”

Agregó que el aporte patronal que por ley el Ejecutivo debe enviar a las cajas de ahorro tanto de profesores como de empleados y obreros, tampoco se ha recibido más allá del mes de enero. “No hemos recibido noticias ni una explicación coherente acerca del por qué no se ha estado enviando esa obligación legal. Lo único que nos han informado es que son instrucciones del Ministerio de Planificación para todas las universidades del país. En este sentido, esperamos que con esto no suceda lo mismo que ocurrió con los fondos de pensiones y jubilaciones, los cuales hace más de seis años no reciben el aporte patronal”.

“Hago un llamado de emergencia para que desde las instancias del Ministerio de Educación Universitaria se tomen las medidas necesarias que permitan refrescar la deteriorada economía universitaria nacional, y particularmente la de la Universidad de Carabobo”, manifestó José Ángel Ferreira.

“Es realmente destacable que podamos trabajar en las condiciones tan adversas que se observan a simple vista: no hay con qué cortar el monte, no hay cómo sustituir los bombillos quemados, no hay con qué reparar pupitres, no hay con qué comprar marcadores para los profesores, en la sede del Rectorado no existe ni un solo aire acondicionado bueno”. El vicerrector administrativo destacó que no se cuenta con las condiciones mínimas para el trabajo y la producción de conocimiento, y para colmo, la energía eléctrica se interrumpe casi todos los días hasta por cuatro horas”.

Resaltó que se trata de una situación insólita que en más de 60 años después de su reapertura, nunca se había vivido en la UC.

Vicerrectores administrativos denunciarán la escandalosa situación


Para elaborar un diagnóstico de la dramática crisis que viven las casas de estudios superiores el país, a mediados del mes de junio se realizará en Caracas un núcleo de vicerrectores administrativos de las universidades nacionales, desde donde, en forma conjunta, expresarán al Ejecutivo Nacional el cese de muchas de las actividades universitarias y el inminente cierre de otras.

Nota de prensa.