MARCHAREMOS HASTA LA CEDEÑO. Manuel Barreto Hernaiz.

Estaremos mañana miércoles 23 de enero en las principales arterias viales de nuestro terruño haciendo uso del Derecho Constitucional de expresarnos, de marchar, de protestar libre y pacíficamente. La movilización que emprendemos será, en primer lugar, en apoyo y reconocimiento al coraje y pundonor de un venezolano verdaderamente comprometido con su país. Nos referimos al joven Presidente de la Asamblea Nacional Guaido, quien con su coraje, su aplomo y su energía, nos da las claras señales que ya el principio del fin de esta tiranía está cantado. Su consigna ”Cese a la usurpación” aparece miles de veces, se repite, se multiplica en esos cabildos que tomaron calles, patios, terrenos baldíos, mercados, plazas o grandes avenidas de todas las ciudades de nuestro país. El joven tiene guáramo y firmeza, y merece le acompañemos en tan noble labor como lo es rescatar a nuestro país del espantoso marasmo donde la sumió esta tiranía. He aquí un extracto de su mensaje: “Nadie tiene duda: Maduro es un usurpador. Por lo tanto, me dirijo al pueblo de Venezuela para plantear la siguiente ruta: Asumiendo el deber que impone nuestra constitución en su artículo 333, el cual obliga a todo venezolano, investido o no de autoridad, a luchar para restituir el orden constitucional…”
Pero también marcharemos hasta la Cedeño porque aspiramos un país alejado de esa perversa dicotomía social, cultural y política a la que se nos ha conminado a lo largo de estos interminables años, en la que el propio pueblo se ha visto empujado a dividirse en “escuálidos” o “revolucionarios”. Nos dirigiremos a la Cedeño para realizar un gran Cabildo, conscientes todos que en tal Cabildo que se celebrará en TODA VENEZUELA, no será es el día final; será es el comienzo del final de la tiranía.
Marcharemos para irnos preparando para recorrer ese camino más arduo pero más seguro y digno: el camino hacia la libertad; hacia la recuperación de un país que anhela paz, tolerancia, seguridad; de un país íntegro, competidor, donde más que socialismo de ningún siglo tengamos la prosperidad que tan sólo el trabajo y el esfuerzo garantizan; nos acercaremos a la Cedeño este miércoles 23 de enero para invitar a los compatriotas que temen o aún dudan que si es posible rehacer nuestro país contando con su apoyo y con el compromiso de jóvenes dirigentes honestos y capacitados con sanear a nuestro país; jóvenes dedicados a fomentar la educación y la madurez política que deben conducir a la modernización, al ansiado ingreso de Venezuela al siglo XXI, deslastrándonos del pasado.