Mueren dos soldados colombianos en combates con el ELN y disidencias de FARC

Bogotá, 14 ago (EFE).- Dos militares del Ejército colombiano murieron en sendos combates con disidencias de las FARC y la guerrilla del ELN en los departamentos de Antioquia (noroeste) y Cauca (suroeste), informaron este miércoles fuentes castrenses.

La Tercera Brigada del Ejército detalló en un comunicado que el sargento segundo Álvaro Alexander Hernández quedó herido en un combate ocurrido en la vereda (aldea) Bellavista, del municipio de Suárez (Cauca), con disidencias de las FARC.

“De inmediato se activaron las medidas de seguridad y los protocolos respectivos para evacuar en el menor tiempo posible a nuestro sargento segundo”, agregó la información.

No obstante, pese a que el militar fue trasladado a la clínica Valle del Lili en la ciudad de Cali falleció horas después debido a la gravedad de las heridas.

El Gobierno colombiano y la antigua guerrilla de las FARC firmaron un acuerdo de paz en noviembre de 2016 tras más de cuatro años de negociaciones en La Habana, pero algunos excombatientes no se acogieron a lo pactado y siguieron delinquiendo.

El sargento Hernández llevaba 15 años en la institución, periodo en el que recibió 49 felicitaciones y una condecoración y su cuerpo será trasladado al departamento de Tolima (centro), donde recibirá honores militares.

“Enviamos un sentido mensaje de condolencias a sus familiares y seres queridos por este lamentable hecho que hoy enluta a nuestra institución”, señaló el Ejército.

De igual forma, la institución rechazó “categóricamente” el asesinato del militar e instó a la comunidad a entregar información que pueda evitar cualquier tipo de actos que “afecten la seguridad de la región”.

La región del Cauca está sumida en una profunda crisis de seguridad por la presencia de disidencias de las FARC y la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN), que se disputan el control del territorio y el narcotráfico.

La semana pasada, el Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC) informó del asesinato de dos integrantes de la Guardia Indígena en una vía que une a los municipios de Toribío y Caloto, y que el defensor del Pueblo, Carlos Alfonso Negret, atribuyó a las disidencias de las FARC.

De igual forma, el soldado profesional Edward Antonio gómez murió en la vía que comunica al corregimiento (pueblo) de Puerto Valdivia con el municipio de Valdivia, en el departamento de Antioquia (noroeste), después de que guerrilleros del ELN atacaran a militares de la Fuerza de Tarea Aquiles.

El Ejército afirmó que el ataque ocurrió por las operaciones desplegadas en esa zona del país contra grupos ilegales y afirmó que se trasladaron más soldados para encontrar a los responsables del crimen.

“El Ejército Nacional se solidariza con el dolor de familiares y amigos de nuestro héroe, quien ofrendó su vida por la seguridad, defensa y bienestar de los habitantes de esta región del país”, concluyó. EFE