Nicolás Maduro y el presidente de Cuba Miguel Díaz-Canel clausuraron el XXV Foro de Sao Paulo en Caracas.

En el evento se acordó rechazar de forma enérgica las amenazas de intervención militar contra Venezuela y la condena en todas las instancias posibles el bloqueo económico, financiero, comercial y el cerco diplomático por parte del gobierno de los Estados Unidos.

Analistas políticos aseguraron que en el Foro de este año hubo notorias ausencias que cuestionan el desempeño de Maduro en el poder.

Los presidentes  Nicolás Maduro y  Miguel Díaz-Canel, clausuraron este domingo el XXV Foro de Sao Paulo en Caracas, ante la presencia de delegados de unos 70 países del mundo, de acuerdo a la información oficial.

En el marco de las celebraciones por el natalicio  Hugo Chávez, la secretaria ejecutiva del Foro de Sao Paulo, Mónica Valente, enfatizó que la mejor manera de homenajear al expresidente venezolano era “continuar su lucha por la soberanía y participación protagónica de los pueblos, para combatir la pobreza y fuerzas imperiales”.

El presidente cubano, por su parte, destacó el consenso alcanzado durante el desarrollo del Foro, que dio cuenta “de las preocupaciones de la ofensiva neoliberal y arremetidas imperiales, pero también evidencia la resistencia de los pueblos del mundo”.

En el documento final aprobado en el evento se acordó  rechazar de forma enérgica las amenazas de intervención militar contra Venezuela y la condena en todas las instancias posibles al bloqueo económico, financiero, comercial y el cerco diplomático por parte del gobierno de los Estados Unidos y apoyar el diálogo entre el Gobierno Bolivariano y las corrientes opositoras.  También se acordó exigir la devolución a Cuba del territorio que ocupa la Base Naval de Guantánamo, apoyar el reclamo histórico de Argentina sobre la soberanía de las Islas Malvinas, la libertad inmediata del expresidente brasileño  Lula y rechazar la política de Washington de criminalizar a los emigrantes, sobre todo a los provenientes de Centroamérica. Igualmente condenaron  el narcotráfico, el tráfico de personas y el terrorismo, todas las formas de discriminación y violencia hacia la mujer, la exclusión, el tráfico y trata de mujeres y niñas, la explotación sexual y los feminicidios, exigiendo un mayor apoyo y protección de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres.

El Foro de Sao Paulo es un foro de partidos y grupos de izquierda latinoamericanos, desde centroizquierdistas hasta colectividades políticas de izquierda, fundado por el Partido de los Trabajadores de Brasil en Sao Paulo en 1990.

De acuerdo con sus fundadores, el Foro fue constituido para unificar los esfuerzos de los partidos y movimientos de izquierda del continente y para debatir sobre  las consecuencias del neoliberalismo en los países de Latinoamérica y el Caribe.

En el momento de su fundación en 1990 el único miembro del Foro que ejercía el poder ejecutivo en un país soberano era el Partido Comunista de Cuba. Pero en la primera década del siglo XXI y luego de la llegada de Hugo Chávez al poder en 1998, siguieron los triunfos de Luíz Inácio Lula da Silva del Partido de los Trabajadores en 2002 en Brasil,  Tabaré Vázquez del Frente Amplio en Uruguay en 2004, Evo Morales por el Movimiento al Socialismo en Bolivia en 2005, Michelle Bachelet del Partido Socialista de Chile en 2006, Rafael Correa por Alianza PAIS en Ecuador en 2006, Daniel Ortega por el Frente Sandinista de Liberación Nacional de Nicaragua en 2006, y Fernando Lugo por la Alianza Patriótica para el Cambio (hoy Frente Guasú) todos respaldados por partidos políticos integrantes  del Foro de Sao Paulo. Luego vendrían José  Pepe Mujica por el Frente Amplio en Uruguay en 2009, Mauricio Funes del Frente Farabundo Martí de Liberación Nacional de El Salvador en 2009, Dilma Rousseff por el Partido de los Trabajadores de Brasil en 2010, Ollanta Humala por el Partido Nacionalista de Perú en 2011y Nicolás Maduro del Partido Socialista Unido de Venezuela en 2013.

Analistas políticos coincidieron en afirmar que el Foro del 2019 no tuvo la misma representación de foros anteriores. Se había comentado que estarían presentes los ex comandantes guerrilleros de las FARC, Iván Márquez y Jesús  Santrich, quienes según el presidente colombiano  Iván Duque se encuentran refugiados en Venezuela, pero ninguno de ellos fue visto durante los 3 días del evento. Por otro lado fueron notorias las ausencias de figuras importantes del Foro  como el expresidente uruguayo Pepe Mujica, quien ha criticado a Maduro, la ex presidenta brasileña Dilma Rousseff y conocidos intelectuales de izquierda vinculados al Foro de Sao Paulo que han manifestado reservas sobre el desempeño de Nicolás Maduro en el poder.