#Opinión Sandy Aveledo & Luis Gallo: Ella Dice… Él Dice: EL ASESINATO DE JUAN PERNALETE.

Juan Pablo Pernalete, un estudiante de 20 años, murió el pasado 26 de Abril durante una protesta de la oposición en Altamira. El mismo día de su muerte voceros de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) acusaron a la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) del asesinato del joven.  María Corina Machado, de Vente Venezuela, aseguró en su twitter que Juan Pablo había muerto a consecuencia del impacto de una bomba lacrimógena en su cabeza. Pero días más tarde, luego de los análisis preliminares realizados por el Ministerio Público, el Ministro de Información Ernesto Villegas, en una rueda de prensa ante medios de comunicación nacionales e internacionales, presentó videos y mapas interactivos señalando que las pesquisas efectuadas demostraban con un “alto grado de veracidad” la posibilidad de que Pernalete hubiese sido asesinado con una pistola de perno cautivo, un arma utilizada para el sacrificio de animales, accionada sobre su corazón, con lo que el gobierno insinuaba que el estudiante era una víctima de la misma oposición.

Hace unos días la Fiscal General Luisa Ortega Díaz confirmó, como habían denunciado familiares y amigos, que Pernalete sufrió “un shock cardiogénico por traumatismo cerrado de tórax, al ser impactado por un cilindro de bomba lacrimógena”.  Según la fiscal, la autopsia, residuos de los elementos químicos de la bomba en la franela de la víctima y demás reconocimientos técnicos, determinaron que la bomba lacrimógena que mató a Pernalete fue disparada a corta distancia por un funcionario de la GNB. “En los próximos días sabremos quién la disparó”, dijo la fiscal.  El Ministro del Interior y Justicia, Néstor Reverol, ha asegurado que la posición de la Fiscalía ante la ola de protestas genera zozobra y un clima de impunidad, pero no ha desmentido a la fiscal; el diputado Diosdado Cabello, primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) ha arremetido en contra de Ortega Díaz afirmando que la fiscal carece de elementos de prueba de determinen que fue un guardia nacional quien asesinó a Pernalete. En memoria de Juan Pablo, en honor a tantos fallecidos, en honor a la verdad y por el bien del país los venezolanos necesitamos saber… ¿Quién mató a Juan Pablo Pernalete?

 

ELLA DICE…

En poco más de  60 días de protestas se han registrado 61 fallecidos,  casi uno por día, pero a pesar de la represión con bombas lacrimógenas, perdigones,  y, según algunos informes, hasta balas, los manifestantes siguen en la calle.

Cada joven que muere es una pérdida irreparable que enluta a un hogar venezolano. En esta oportunidad, en esta columna, quisimos referirnos al asesinato de Juan Pernalete, un caso que se ha politizado y un crimen del que se responsabilizan  el gobierno y la oposición

Durante las protestas realizadas en Altamira, el pasado 26 de abril, Juan Pernalete recibió un impacto en el tórax, a la altura del corazón, que le costó la vida. Enseguida gobierno y oposición se culparon mutuamente como si los fallecidos tuvieran color político. La fiscalía, para esclarecer el caso, analizó más de mil horas de videos provenientes de 20 cámaras diferentes. Fueron interrogados 5 testigos presenciales y uno referencial. Se realizó la autopsia y 79 actos de investigación que concluyeron que la causa de la muerte de Pernalete fue el impacto de una bomba  lacrimógena disparada a quemarropa.  Hasta el momento no ha sido identificado el militar que disparó la bomba, sin embargo la fiscal Luisa Ortega Díaz señaló que está próxima a lograr la identificación del efectivo. El gobierno por su parte mantiene la versión del Ministro Villegas, insinuando que Pernalete fue asesinado por otros manifestantes de la oposición. No creo en esa versión, especulativa,  y doy por válidas las conclusiones de la fiscal, respaldadas por un riguroso trabajo de investigación criminalística.

Vivimos la peor crisis de toda la historia y todo indica que los próximos días serán más difíciles, por ello necesitamos estar unidos. Los procesos sociales y políticos son largos y complejos. Amanecerá y veremos.

@sandyaveledo

 

ÉL DICE…

De ser cierta la versión del gobierno sobre la muerte de Juan Pernalete, sería una prueba más de algo que muchos sabemos; que existe un sector de la oposición que está dispuesto a todo, incluido el sacrificio de vidas inocentes, con tal de conquistar el poder. De ser cierta la versión de la fiscal, compartida por los familiares y los amigos de Juan Pablo, y por la oposición, el asesinato de Pernalete sería otro de los imperdonables crímenes de un gobierno que se aferra al poder a todo costo, incluido el de la vida de estos muchachos  que se han lanzado a las calles a protestar.

Como quiera que se vea, el asesinato de Juan Pablo Pernalete es un retrato de la peor Venezuela.  Es una instantánea de esa Venezuela que no dialoga, que solo se encuentra en la violencia, en la desmedida ambición de poder. El asesinato de Juan, un joven con nombre de apóstol, nacido un 28 de diciembre, el Día de los  Inocentes, ha sido, como la matanza perpetrada por Herodes, un intento por asesinar la esperanza. Quizá, solo por ello, sea tan importante saber quién asesinó a Juan Pablo y porqué lo mataron.

Más allá de lo que uno crea sobre la muerte de Juan Pernalete, hay un hecho cierto. Juan está muerto y murió en mala forma, fue asesinado. La muerte de Juan Pablo y la de los otros sesenta y tanto fallecidos en los dos meses de manifestaciones que han sacudido a Venezuela, nos enluta, nos atemoriza, nos preocupa y nos lleva a hacernos muchas preguntas. ¿Quién asesino a Juan Pernalete? ¿Por qué lo mataron?

Sólo es una Venezuela donde se respete la vida, la verdad y la justicia podremos reconciliarnos y responder estas preguntas. Como las muertes de aquél aciago 11 de Abril del 2.002, como muchas de las miles de muertes que ocurren todos los años en Venezuela, las interrogantes que rodean el asesinato de Juan Pernalete no deben quedar sin una clara respuesta, porque solo en la medida que tengamos esas respuestas podremos reencontrarnos en una Venezuela donde reine la paz y se valore la vida. Solo en esa Venezuela donde reine una verdadera democracia y se valore el diálogo lograremos encontrar esa paz que nos reconforte  y nos permita mirar con optimismo el futuro entendiendo que por dolorosa que sea, la muerte de Juan Pablo Pernalete no quedará impune y su sacrificio no  habrá sido en vano.

@luisgallog

Deja un comentario