Quema.

Celio Celli G.

(I)

Las accciones represivas tomadas por Maduro para detener el ingreso de la ayuda humanitaria el pasado 23 de Febrero evidencian su debilidad, amén de su ya conocido inexistente talante democrático. La quema de medicinas y alimentos lo desnudaron ante el mundo entero, con especial dolor y tristeza en los cientos de miles de venezolanos que necesitan de ellas para su sobrevivencia. La ingobernabilidad que lo caracteriza se profundizó con esos hechos; solo por medio la violencia puede mantenerse en el poder, sabiendose además que su capacidad represiva es cada vez menor y no será suficiente para detener el deseo  de cambio.

La situación país lo rebasa. No tiene capacidad para enfrentar el deterioro económico, político, social y moral existente. Maduro solo cuenta con poder de fuego y violencia,  basado en parte de las Fuerzas Armadas y en grupos irregulares armados. Carece de apoyo popular. En cambio los sectores democráticos representamos la inmensa mayoría, superior a 85 por ciento de los venezolanos.

(II)

El proceso que iniciamos el 5 de Enero con la elección de Juan Guaidó como Presidente del Asamblea Nacional, continúa su curso, comprende tres etapas: cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres, y hacia allá vamos. Los hechos de violencia y represion acontecidos el fin de semana pasado en las fronteras con Colombia y Brasil en nada impiden que sigamos por el camino pacífico que hemos escogido para restablecer la democracia y la libertad.

Guaidó ha demostrado capacidad y firmeza para enfrentar la difícil situación, se ha rodeado bien, con gente comprometida y ha sabido articular la diversidad que conformamos a los sectores democráticos. Y esa es su principal fortaleza, a su alrededor nos hemos nucleado muchos sectores disímiles, diversos y hasta contrapuestos, pero unidos orgánicamente en la tarea de lograr el cambio. Por eso las inmensas movilizaciones que se han dado en toda la geografía nacional. Por ello afirmamos que lo único que puede impedir el anhelado cambio es que se imponga entre los sectores democráticos el desánimo y la frustración. Que nos desmovilicemos.

El Frente Amplio Venezuela Libre, concebido como punto de encuentro y convergencia ha sido soporte fundamental para este proceso, ha servido de piso firme para que las acciones tomadas desde la Asamblea Nacional reciban el respaldo y el calor de las mayorías. Recordemos que en  el Frente coincidimos los partidos políticos, los gremios y sectores universitarios y academicos, los sindicatos, los empresarios y comerciantes, las iglesias y movimientos sociales y comunitarios. En síntesis, los más variados sectores que conforman el tejido social venezolanos.

(III)

En Carabobo hemos logrado una suerte de magia, de bendición divina, hemos logrado que el diseño o idea original del Frente Amplio funcione a la perfección. Armonizamos la diversidad. Quizá por eso se comenta que el Frente de  Carabobo es el que mejor funciona, esto se evidencia en las inmensas movilizaciones y manifestaciones que hemos realizado, las cuales relativamente han sido las mayores del país. Hemos logrado, hasta ahora, el equilibrio perfecto, el balance necesario y con escasos recursos económicos rescatamos un estado que muchos daban por perdido. Ha sido un gran esfuerzo realizado por muchos, con compromiso y vocación ciudadana. Nadie puede atribuirse para si los logros alcanzados. Todos hemos aportado y debemos seguir haciéndolo. Obviamente siempre está presente el riesgo de desviaciones, perturbaciones o perversiones en el proceso que estamos adelantando. Uno de ellos, a mi modesto modo de ver, es que alguien individualmente o como grupo partidista pretenda apoderarse de las decisiones y rompa de esa manera con el equilibrio y ambiente de trabajo y colaboración que hasta ahora hemos logrado y que ha dado excelentes resultados. Midamos las trágicas consecuencias que generarían en el sentimiento de los ciudadanos si se perciben  actitudes escluyentes, sectarias,  parciales o partidistas en las decisiones. Retrocederíamos a tiempos que nos costó mucho superar, y por supuesto le facilitaríamos a Maduro su intento por perpetuarse en el poder. Confio en la sensatez y entrega de quienes integramos el Frente Amplio Carabobo. En Pie de Lucha!!!.