Saab responsabilizó a la oposición de 77 muertes en protestas del 2017


El Fiscal General de la República, Tarek William Saab, se reunió con la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas, Michelle Bachelet, a quien presentó un informe sobre las actuaciones del Ministerio Público.

“Nosotros quisimos entregar resultados, cifras, balances de nuestra actuación al mando del Ministerio Público a partir de agosto de 2017 hasta la presente fecha”, dijo Saab.

En tal sentido, recordó que desde que inició su gestión al frente del órgano garante de la legalidad en el país, se han presentado 6.709 actos conclusivos, entre los cuales se acusó a 596 funcionarios de seguridad vinculados a la violación de derechos humanos.

De este total, se han obtenido 104 condenatorias, mientras que el resto de casos se mantienen en fase de investigación. A su vez, 335 efectivos se encuentran privados de libertad a la espera de la culminación de sus procesos penales.

Además de estas cifras, destacó que la oposición causó en las protestas de 2017 una cifra de 77 muertes. Por estos casos de violencia política la Dirección de Delitos Comunes del Ministerio Público inició 5.930 investigaciones, en las cuales se han presentado 1.939 acusaciones y 536 sobreseimientos. Informó que en ese contexto se registraron 720 casos relacionados con daños a la infraestructura de instituciones públicas.

Crímenes de odio

Saab destacó que el Ministerio Público también investiga los crímenes de odio, “donde ciudadanos o grupos de personas llegan a matar por razones políticas, ideológicas o color de piel”. En dicho aspecto, agregó que “se han contabilizado 67 investigaciones por crímenes de odio, hemos presentado 23 acusaciones, 5 acciones fiscales y 37 causas se encuentran en fase preparatoria”.

El Fiscal General consideró que “lamentablemente en Venezuela ha habido un factor que se desvió del diálogo, de la convivencia y decidió ir a la violencia. Prefirió quemar vivos a ciudadanos e instalaciones públicas, utilizar armas caseras o convencionales para encapucharse y matar. Así como condenamos que agentes del Estado utilicen de manera indebida un arma de fuego, condénanos también este tipo de violencia que ha producido luto y daño a hogares venezolanos”.J

Saab afirmó que “es importante ver también esta cara de la moneda, de cómo el estado venezolano, aparte de judicializar a actores o agentes del Estado violadores de Derechos Humanos, a través de la Comisión por la Justicia, la Verdad, la Paz y la Tranquilidad Pública ha logrado liberar ciudadanos, dentro del marco de la convivencia pacífica, para darles la oportunidad a estas personas que en un momento erraron, para poder obtener una redención en ellos mismos y no volver a cometer actos como estos”. Esta información le fue entregada de forma detallada a la Alta Comisionada.

Con información del MP.