Umbral XXI Deseos Celio Celli G.

C

Nos acercamos al final del año 2018. Año muy difícil para los venezolanos en todos lo órdenes: económico, social, político y moral. Medidas y modelos equivocados, aplicados insistentemente por el gobierno, nos tienen padeciendo una crisis sin precedentes para todos por igual, sin diferencias de ningún tipo, solo unos pocos privilegiados del entorno oficialista no la padecen. Todas las familias tenemos al menos un miembro que ha migrado en busca de un futuro mejor.

No obstante tenemos el deber ciudadano de mantener el espíritu, las costumbres y tradiciones de nuestra Nación. A pesar de las adversidades tener presente que en los próximos días, la tradición religiosa y familiar nos recuerda que es tiempo de amor y paz, gracias a la alianza entre Dios y su máxima creación, el ser humano, a través de su hijo Jesus, pidamos para todos que en unión familiar activemos los mejores afectos.

Navidad bienvenida!. Año 2019 cúbrenos con el espíritu de la prosperidad y el sosiego,  para avanzar superando las dificultades hacia un mejor país, que por encima de los desequilibrios recurrentes que amenazan y perturban la tranquilidad Nacional, sigamos siendo una población optimista, alegre y solidaria.

 

( II )

Todos los venezolanos, nacidos o no en nuestro territorio físico, anhelamos en este tiempo de gracia, compartir un pedacito de alegría que alimente el espíritu más allá de las carencias materiales y afectivas, y pedimos al Señor fortalecer la fe y la esperanza para superarlas.

Recordemos que nuestra sociedad se caracterizó siempre por valores, que no debemos abandonar, como la solidaridad, la unidad, la tolerancia, la convivencia, el respeto y la defensa de la libertad. Hagamos una reflexión individual y colectiva en estos últimos días del año.

Reflexionar es una actitud prudente que nos ayuda a hilvanar ideas necesarias para hacer un proyecto de vida en el nuevo año 2019. No permitamos que nos hundan en el conformismo, en aceptar la realidad sin trazarnos objetivos ni metas.

Reflexionar también implica escuchar las voces de alertas formuladas diariamente por expertos y estudiosos que preludian un tsunami contra nuestra vida económica, aún peor a la que estamos viviendo.

( III )

A través de este último Umbral del año 2018, deseamos a todos Salud, Paz y Properidad. Aprovechémos el mes de la alegría para con plegarias pedirle a Jesus, hijo de Dios, y a nuestra Virgen María Auxiliadora, que irradien la Paz sobre nuestra querida Venezuela, hoy dividida, enfrentada y empobrecida.

Invoquemos a todos los espíritus del bien para que nos den una tregua perdurable desde hoy y para siempre.

La reconciliación es posible entre los venezolanos si potenciamos las cualidades que nos unen y desechamos las malas que nos separan. Somos hijos de Dios, de la misma Patria, abramos las puertas del entendimiento, el respeto y la tolerancia. Hasta el próximo Enero de 2019. Seguiremos en Pie de Lucha!!

PD: De los resultados del evento llevado a cabo el domingo pasado, 09/12/18, hablaremos suficiente el próximo año 2019. Por ahora solo decir que fue una contundente derrota para Nicolás Maduro y su entorno, otra muestra de su debilidad.