Umbral XXI Invasores

Celio Celli G.

(I)

Un asiduo lector me escribe para comentarme sobre el artículo de la semana pasada, y me  solicita que  insista en las acciones que debemos emprender los venezolanos “de a pie”, como el mismo se define, para colaborar con el cambio en el país. Valga la oportunidad para agradecerle sus favorables comentarios para con  nuestros artículos de opinión.

Lo primero que se me ocurre decir es que nos corresponde mantener una solidaridad militante con Juan Guaidó, Presidente Constitucional, quien viene desempeñándose con acierto en esta difícil y exigente situación que le ha tocado enfrentar en nombre de todos nosotros. Los logros de su desempeño están allí, son tangibles, los sectores democráticos avanzamos y los usurpadores retroceden y se debilitan, apelando por ello a más abusos de poder y a la represión. Tengamos en cuenta que esa represión y abusos lo aíslan más aún. Algunos de los países que en el pasado les eran solidarios, ya no lo apoyan, o asumen posiciones neutrales.

Obviamente nos corresponde persistir, como decía nuestro Libertador Simón Bolívar, Dios premia a la constancia. Y si alguien duda que los sectores democráticos avanzamos y crecemos, preguntémosle si conocen a alguien que haya sido de los sectores democráticos y se haya pasado al sector de los usurpadores. Seguramente no conocen ninguno, por el contrario, la crisis que confrontamos en todos los órdenes de la vida cotidiana, hacen que cada día sea menor el apoyo a los usurpadores. No obstante, tengamos presente el eficiente aparato propagandístico que mantienen y que es coordinado por especialistas cubanos y rusos. Sin exagerar, estamos invadidos por representantes de esos dos países.

(II)

Continuando con la idea, debemos estar organizados, comunicados y movilizados. Es lo menos que podemos hacer como ciudadanos que aspiramos vivir en libertad. Más aún con el incremento de la violencia y la represión por parte del madurismo.  Valga la oportunidad para ratificar en estas líneas nuestra solidaridad con los dirigentes de la oposición que están secuestrados por los organismos represivos, con los que han tenido que protegerse como huéspedes en las embajadas acreditadas en Venezuela o aquellos que han tenido qué exilarse del país. Todos han hecho lo que debían en el momento que les tocó decidir qué hacer. A mi entender los méritos son para todos por igual, los presos, los resguardados en embajadas y los exilados, se merecen nuestro respeto y solidaridad. Todos están sufriendo los rigores de un gobierno usurpador y represivo.

(III)

Repitamos, no puede haber desánimo ni divisiones. Enfrentemos con inteligencia y dignidad las maniobras confusionistas de la propaganda de los invasores cubanos y rusos, a pesar de la grave crisis que enfrentamos, que cada día se hace más difícil soportar, todos somos necesarios y útiles en esta histórica lucha que estamos librando. Unidos, organizados y combativos somos invencibles. Así lograremos desalojar a los usurpadores de Miraflores, y cuando sea necesario, tendremos la solidaridad y el acompañamiento de la comunidad internacional, la que necesitemos. Pero es a nosotros a quienes les corresponde hacer el trabajo, ellos nos apoyarán cuando lo solicitemos, pero somos nosotros los que lo lograremos. Desalojaremos a los usurpadores y a los invasores. En Pie de lucha!!!