Unos 5 mil pacientes han muerto desde 2017 en espera de un trasplante de órgano

Desde el 2017 cuando se suspendió el programa de trasplante en Venezuela, unas 5 mil personas han muerto en el país, producto de la falta e insumos, falta de unidades de diálisis y problemas con los servicios públicos.

Reymer Villamizar, director de Amigos Trasplantados de Venezuela, dijo que “Hoy es un día que no podemos celebrar, porque más bien estamos tratando de sacar cuentas y seguir en esta situación lamentable, ya que hace dos años se suspendió el programa de trasplante en el país, quitándole la esperanza a las personas que lo necesitan”.

Hizo un llamado a los entes gubernamentales para que consideren esta situación porque de lo que se trata es de salvar vida.

Informó que cuando fue suspendido el programa unas cinco mil personas estaban en la lista de espera y poco a poco han ido falleciendo.

Dijo que muchas de las unidades de diálisis no cuentan con plantas generadoras de electricidad, lo que hace que se suspendan los tratamientos sustitutivos lo que pone en riesgo la salud y vida de esas personas.

Señaló como ejemplo que durante el gran apagón, fallecieron unas 20 personas que estaban complicadas y no pudieron recibir el tratamiento.

En todo el país hay unas 10 mil 500 personas que tienen que recibir el tratamiento de diálisis entre ellas 400 están en Carabobo, cifras no oficiales porque, según explicó Villamizar, son muy difíciles de obtenerlas, pero las han conseguido con los mismos pacientes.

www.sandyaveledo.com